Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevo avance para pronosticar la localización del usuario

El proyecto TEA (tecnología para fomentar la sensibilización) ha perfeccionado, en el marco del programa ESPRIT, un dispositivo con ocho sensores que vigila la temperatura, la presión, el sonido, el olor y tres longitudes de onda de la luz.

La información obtenida con estos s...
El proyecto TEA (tecnología para fomentar la sensibilización) ha perfeccionado, en el marco del programa ESPRIT, un dispositivo con ocho sensores que vigila la temperatura, la presión, el sonido, el olor y tres longitudes de onda de la luz.

La información obtenida con estos sensores se puede utilizar para pronosticar la localización y la actividad del usuario, así como generar un perfil dinámico del usuario-lugar-actividad. El prototipo puede determinar incluso si el usuario está en el coche, en la oficina o ejercitándose al aire libre.

Si bien las redes de teléfonos móviles GSM pueden determinar su localización aproximada, esto no quiere decir que detecten lo que está haciendo en ese momento. La idea es que la tecnología TEA se podría utilizar para realizar ajustes sensibles a las circunstancias en el sistema de funcionamiento de los dispositivos móviles.

Por ejemplo, en un lugar abarrotado el teléfono podría sonar más fuerte; en una conferencia podría ser más adecuado un zumbido silencioso o una vibración. Sin embargo, si la llamada fuera muy urgente, podría sonar con la señal apropiada.

Información relacionada

Programas

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba