Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Regiones insulares piden acciones relativas a la energía

Los participantes en la Conferencia de Palma de Mallorca (Islas Baleares) realizada el 19 y 20 de marzo de 1999 adoptaron una declaración sobre la política de suministro energético y gestión de la demanda, en la que pusieron de relieve que hasta ahora las Islas no se han benef...
Los participantes en la Conferencia de Palma de Mallorca (Islas Baleares) realizada el 19 y 20 de marzo de 1999 adoptaron una declaración sobre la política de suministro energético y gestión de la demanda, en la que pusieron de relieve que hasta ahora las Islas no se han beneficiado suficientemente de las Redes transeuropeas (TEN) de energía.

Instaron a la puesta en práctica de medidas que den como resultado:

- una mayor seguridad del suministro energético en las islas;
- una diversificación de sus recursos energéticos;
- capacidad para exportar al mercado mundial su propia experiencia y tecnologías en materia de energía, en caso de que tuvieran el potencial para hacerlo.

En consecuencia, pidieron a la Comisión, al Consejo y al Parlamento Europeo:

- promover programas TEN para las Islas a fin de desarrollar una infraestructura para la energía de enlaces fijos con tierra firme y dentro de las islas o una infraestructura para la recepción y distribución de energía;
- mejorar los enlaces fijos actuales que han quedado anticuados o de capacidad insuficiente;
- construir la capacidad necesaria para una producción y distribución autónomas de energía poniendo énfasis en especial en las fuentes de energía renovables adaptadas ajustándose a condiciones geográficas y físicas y al desarrollo del progreso técnico;
- instar a las instituciones europeas a presentar, adoptar e implementar una directiva comunitaria sobre energías renovables, directiva en la cual se destacaría en especial la situación de las Islas y la utilización de su potencial, con el objeto de aumentar gradualmente el porcentaje de energías renovables dentro de la Unión Europea;
- instarlas a proporcionar medios financieros adecuados para ejecutar dicha póliza;
- manifestar preocupación acerca del efecto en potencia de la venidera reforma de los Fondos estructurales si tal reforma da como resultado una reducción general de los recursos financieros disponibles y la exclusión de algunas Regiones insulares de la lista de áreas elegibles de Objetivo 1 u Objetivo 2;
- pedir a la Comisión que dé preferencia a proyectos de energía que quizás no sean objeto de prioridad en los planes del nuevo programa que se preparan para las áreas de Objetivo 1 y 2, y solicitar un examen riguroso, por servicios competentes, de todos los proyectos de propuestas;
- reconocer que, en las Regiones insulares, la gestión de la demanda de energía es fundamental, por lo cual las acciones en este dominio han de considerarse como una prioridad de política con el fin de gestionar el aumento continuo de la demanda de energía;
- tomar nota de que las Autoridades Insulares están empeñadas en fortalecer la gestión de la demanda de energía a través de las Agencias de gestión de energía creadas o de estructuras de energía pertinentes. Pero es aún necesario instar a las autoridades regionales y locales a que ejecuten políticas sobre energía a fin de mejorar la eficacia energética y concienciar a los ciudadanos de las islas y a quienes las visiten acerca de la aplicación racional de las medidas relativas a la energía;
- pedir que la DG XVII presente una comunicación sobre la gestión de la demanda energética en la cual se reconozcan en particular las necesidades especiales de las islas;
- pedir que los fondos de Investigación y Desarrollo aplicables a proyectos de energía contengan criterios especiales relativos a las islas a fin de dotar de flexibilidad y prioridad a proyectos de las islas.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba