Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La crisis de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) sin punto final

Los eurodiputados Reimer Böge (D, PPE) y Dagmar Roth-Behrendt (D, PSE) de los Comités Agrícola y del Medio Ambiente del Parlamento Europeo, han emitido un severo aviso advirtiendo que la crisis del EEB sigue vigente y que no puede descartarse otra contaminación causada por una...
Los eurodiputados Reimer Böge (D, PPE) y Dagmar Roth-Behrendt (D, PSE) de los Comités Agrícola y del Medio Ambiente del Parlamento Europeo, han emitido un severo aviso advirtiendo que la crisis del EEB sigue vigente y que no puede descartarse otra contaminación causada por una nueva variante de CJD.
El aviso se incluye en su resolución conjunta presentada al Parlamento Europeo el 14 de abril de 1999, acerca del segundo informe semestral de seguimiento de la Comunidad Europea sobre la EEB. El aviso subraya que, aunque están satisfechos con el progreso logrado por la Comisión en la aplicación de un cierto número de recomendaciones para erradicar la EEB, el espectro de cumplimientos de 13 Estados miembros a la hora de aplicar las medidas de la UE al respecto de la EEB es deficiente. Se debe afirmar que fueron los procedimientos legales llevados a cabo por la Comisión los que revelaron tales incumplimientos. Los dos eurodiputados citan además "negligencia y omisiones en la política contra la EEB".
Ambos están "sumamente preocupados por el pronunciado incremento de casos de EEB en Portugal", lo que motivó que la Comisión prohibiera en noviembre de 1998 las exportaciones de vacuno vivo, de comidas preparadas a base de vacuno y huesos, de carne fresca de vacuno y de carne fresca de ternera de Portugal, y exigiera que los responsables de las exportaciones ilegales de vacuno británico fueran procesados. Asimismo condenan la "conducta totalmente inaceptable de los Estados miembros" al rehusar cooperar con la Comisión en el suministro de información sobre el número de inspectores en veterinaria y alimentación de que disponen.
Los eurodiputados exigen además que el Parlamento tenga el papel legislativo que le corresponde en la esfera agrícola a través del procedimiento de codecisión, en lugar del papel consultivo que tiene ahora y que pueda además censurar a los Comisarios individualmente. Insisten también en que la protección preventiva al consumidor y a la salud tiene que ser prioritaria en todas las medidas que se tomen para abordar el problema de la EEB. Su propuesta es retirar manadas enteras de la cadena de producción de alimentos para así erradicar la enfermedad. También presionan a la Comisión para que concluya sus tareas de creación de pruebas de diagnóstico de EEB en el ganado vacuno lo antes posible. Solicitan además que se prohiba el uso generalizado de los antibióticos en los piensos como agentes del crecimiento e insisten en que sólo deben administrarse bajo prescripción veterinaria.
Las críticas a la Comisión se centran en su deficiente gestión del personal. En opinión de los eurodiputados se han dejado puestos vacantes y se ha incurrido en el incumplimiento de la obligación de rendir cuentas ante el Parlamento. Los eurodiputados consideran, sin embargo, que la creación de un comité científico de dirección constituye un paso adelante.

Información relacionada

Temas

Políticas
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba