Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La dimisión de la Comisión afecta a los trabajos sobre medio ambiente

Dos propuestas de trabajo sobre medio ambiente han sido aplazadas como resultado de la dimisión de la Comisión Europea (CE).
En un boletín informativo difundido recientemente, Ritt Bjerregaard, actual comisaria de medio ambiente de la Unión Europea (UE), aclaró las propuestas ...
Dos propuestas de trabajo sobre medio ambiente han sido aplazadas como resultado de la dimisión de la Comisión Europea (CE).
En un boletín informativo difundido recientemente, Ritt Bjerregaard, actual comisaria de medio ambiente de la Unión Europea (UE), aclaró las propuestas que se han paralizado debido a la incertidumbre reinante en la Comisión.
Ente las propuestas afectadas una establece los "límites nacionales de emisión", y tiene como objetivo reducir la lluvia ácida y el smog hasta un 78% de los niveles de 1990, rebajando drásticamente las emisiones de dióxido de sulfuro, óxido de nitrógeno, amoníaco y solventes orgánicos volátiles.
La segunda propuesta pretende establecer un sistema de penalización para los contaminadores. La Comisión presentará en breve un Libro Blanco con la premisa "el que contamina paga", que busca garantizar que los Estados miembros compartan la responsabilidad de mantener y hacer respetar las regulaciones relativas al medio ambiente. La propuesta tiene la intención de establecer normativas comunes para evitar daños al medio ambiente y fortalecer el principio de que "el que contamina paga". El Libro Blanco presentará una serie de opciones modelo para lograr los objetivos medioambientales a nivel comunitario.
En el mismo boletín informativo, la comisaria Bjerregaard examinó las actividades recientes de la CE en el ámbito de las sustancias químicas, la agricultura y el medio ambiente, y los productos modificados mediante ingeniería genética.
La UE, planteó, está planificando una nueva estrategia, más ecológica, sobre las sustancias químicas, que mantendrá un vigoroso desarrollo industrial, en tanto que minimizará los daños causados por las sustancias químicas al involucrarse en la cadena alimenticia. La Comisión espera que esta estrategia, ahora en su etapa de desarrollo, sirva tanto para minimizar las cargas medioambientales de las sustancias químicas industriales como para disipar las dudas del público acerca de su seguridad.
En el boletín informativo, la comisaria Bjerregaard también esboza cómo la Comisión piensa estimular una mayor interacción de las preocupaciones agrícolas y medioambientales, destacando las siguientes prioridades:
- Reducción en los precios mínimos garantizados de carne de vaca, cereales y leche, ya que el consumo excesivo de fertilizantes artificiales, pesticidas y energía no justifica el esfuerzo;
- Apoyo a los granjeros de los Estados miembros condicionado al cumplimiento de las normativas medioambientales, de acuerdo con la presente política;
- Aumento del apoyo a los granjeros que presten atención a la protección medioambiental;
- Apoyo especial a las granjas lecheras ecológicas, con el incremento de sumas de dinero otorgadas para ayudar al fomento de pastos y no al aumento de la cantidad de animales;
- En respuesta a alegaciones de investigaciones de que la agricultura y la silvicultura intensivas están contribuyendo a la eliminación de especies, la Comisión está diseñando un plan de acción para ver de qué manera la agricultura europea puede continuar siendo altamente productiva sin destruir la biodiversidad natural.
La comisaria Bjerregaard también examina la posición de la UE respecto a los productos modificados mediante ingeniería genética y hace hincapié en que, hasta que no se hayan respondido de manera satisfactoria todos los interrogantes acerca de esos productos, la UE no autorizará su venta.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba