Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La Speed Bike, un vehículo que contribuye a mejorar el medio ambiente de la ciudad

¿Qué hacer cuando la contaminación atmosférica y el ruido se convierten en problemas importantes para las áreas urbanas?
Una de las posibles soluciones es proporcionar a los ciudadanos Speed Bikes, vehículos electromusculares, que se mueven gracias a la potencia generada por n...
¿Qué hacer cuando la contaminación atmosférica y el ruido se convierten en problemas importantes para las áreas urbanas?
Una de las posibles soluciones es proporcionar a los ciudadanos Speed Bikes, vehículos electromusculares, que se mueven gracias a la potencia generada por nuestros músculos. La idea, que surgió en Módena, Italia, ya está a medio camino de hacerse realidad, gracias a un proyecto subvencionado por la Unión Europea cuyo objeto es crear sistemas de energía eficaces y menos contaminantes.

El proyecto Speed Bike comenzó su andadura en enero de 1998. Si todo funciona de acuerdo con lo previsto, la ciudad de Módena pondrá en marcha una campaña promocional para impulsar una mayor utilización popular de vehículos electromusculares con objeto de reducir el nivel de contaminación en el centro de ciudades y poblaciones pequeñas y de tamaño medio. Esta campaña será asimismo seguida por un gran número de personas fuera de Italia.
La idea original de la Speed Bike partió de los habitantes de Módena, y del instituto de enseñanza media Ipsia Ferrari, especializado en el diseño y construcción de vehículos electromusculares.
La ciudad de Módena desarrollaba y sigue desarrollando en la actualidad una estrategia dirigida a reorganizar el transporte y tráfico urbanos con el fin de asegurar el derecho de todos los ciudadanos al transporte y al mismo tiempo mejorar la seguridad y reducir el nivel de contaminación. Como resultado de esta estrategia, se ha prohibido el acceso a algunas zonas de la ciudad a los vehículos con motor de combustión, a excepción de las motocicletas.
La idea puede parecer estupenda. Sin embargo, en estos últimos años, se ha multiplicado el número de estas motocicletas, que han resultado además ser muy perjudiciales tanto en lo que se refiere al nivel de ruido como a la contaminación además de representar un peligro para la seguridad vial. Seguía siendo necesario así pues controlar la contaminación causada por los vehículos y el tráfico peligroso.

El proyecto Speed Bike empezó a tomar forma gracias a la colaboración de Progetto Europa, una oficina que se dedica a temas europeos y relaciones internacionales. La idea de proponer el proyecto Speed Bike a la Unión Europea (UE) surgió de las conversaciones mantenidas entre Progetto Europa y el Departamento de Tráfico, Carreteras y Transporte respecto a la posibilidad de encontrar otros recursos financieros más allá de los propios de las autoridades locales disponibles para el proyecto.
Se envió la propuesta de este proyecto en respuesta a la convocatoria de propuestas de la Dirección General XVII de la CE para el programa SAVE II. El objetivo del programa es comprobar las posibles ventajas de los sistemas energéticos menos contaminantes y difundirlos por toda Europa.
La clave del éxito de los proyectos Speed Bike ha sido la colaboración entre el Departamento de Tráfico, Carreteras, y Transporte y el Progetto Europa. El primero ha aportado el "know-how" específico al proyecto, y Progetto Europa ha sido la encargada de reunir los documentos necesarios para el programa SAVE II.
Antes de presentar la propuesta, Progetto Europa pidió consejo tanto a la Agencia Italiana de Energía y Medio Ambiente (ENEA) como a la DG XVII respecto a las posibilidades de que el proyecto fuese aceptado.
Así pues, ¿qué es exactamente una Speed Bike y cómo funciona? Cada uno de estos vehículos está compuesto por una serie de componentes, tradicionalmente mecánicos, tales como las ruedas, el cuadro, los pedales o el manillar. El resto son de tipo eléctrico y están conectados a los componentes que sirven para transmitir el movimiento. El motor eléctrico, con una potencia aproximada de 250 vatios, se pone en marcha automáticamente y de manera progresiva en el momento en que el vehículo empieza a moverse y alcanza una velocidad mínima de entre 7 y 8 km/h.
Las baterías desempeñan un papel muy importante, ya que son ellas las que permiten asegurar el almacenamiento de la energía eléctrica necesaria. Cada vehículo lleva incorporadas una serie de baterías, pensadas para asegurar un buen rendimiento y permitir la libertad de movimientos. El control de rendimiento realizado durante los primeros meses del proyecto pone de manifiesto una velocidad media de entre 10 y 30 km. No debe olvidarse que la ley italiana no permite velocidades superiores a los 25 km/h para los vehículos electromusculares.

Una vez realizada la selección del tipo de vehículo, la ciudad de Módena realizó una convocatoria para encontrar posibles usuarios. Respondieron a ella 202 personas, de una edad comprendida entre los 18 y los 80 años. La selección tuvo lugar en septiembre de 1998. A la ciudad de Módena le quedan ya tan sólo siete meses para que comience la evaluación de su proyecto Speed Bike, pero los avances resultan prometedores y muestran que la idea de substituir la circulación de motocicletas y otros vehículos en el centro de la ciudad por la de vehículos electromusculares es viable y práctica.

Información relacionada

Programas

Países

  • Italia
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba