Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El Consejo adoptará un marco común para las firmas electrónicas

El Consejo de la Unión Europea ha aceptado una propuesta relativa a una Directiva sobre un marco común para las firmas electrónicas. La posición común se adoptará formalmente, sin debates, en una próxima sesión del Consejo. Luego ésta se enviará al Parlamento Europeo para una ...
El Consejo de la Unión Europea ha aceptado una propuesta relativa a una Directiva sobre un marco común para las firmas electrónicas. La posición común se adoptará formalmente, sin debates, en una próxima sesión del Consejo. Luego ésta se enviará al Parlamento Europeo para una segunda lectura, de conformidad con el procedimiento de codecisión.
El comercio electrónico tiene el potencial de convertirse en un estímulo clave para la economía mundial en el siglo venidero, pero dicho potencial no podrá lograrse en Europa si no se establecen transacciones seguras. La Directiva relativa al comercio electrónico tiene por objetivo eliminar uno de los principales obstáculos al comercio electrónico transfronterizo.
Además, las firmas electrónicas se utilizarán en el sector público dentro de las administraciones nacionales y comunitarias, así como en la comunicación entre tales administraciones y los ciudadanos y operadores económicos, por ejemplo, en la contratación pública, el sistema fiscal, la seguridad social y los sistemas de salud pública y justicia.
Existen diferentes métodos para la firma electrónica de documentos. Sin embargo, el más conocido es el llamado "criptografía de clave pública". A través de este sistema, el receptor puede averiguar si los datos firmados han sufrido alteraciones y verificar el origen de los mismos mediante la autenticación de su fuente.
La Directiva tiene por objeto facilitar la utilización de firmas electrónicas, así como contribuir a su reconocimiento legal, mediante el establecimiento de un marco jurídico y de servicios de certificación destinados a garantizar el funcionamiento adecuado del mercado interno en esta área de crecimiento acelerado.
Aunque las firmas digitales basadas en la criptografía de clave pública constituyen en la actualidad la forma más reconocida de firma electrónica, la posición común adopta un enfoque neutral en cuanto a las diversas tecnologías y servicios disponibles para la autenticación de datos. Este enfoque toma en cuenta el rápido desarrollo tecnológico y el carácter global de la Internet.
Con el fin de no ralentizar la innovación y el desarrollo de los servicios de certificación en la Comunidad, la posición común estipula que, en general, los proveedores deberán poder ofrecer dichos servicios sin autorización previa.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba