Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

De píxeles a táxeles, un mundo de nuevas oportunidades para personas con discapacidad visual

Las tecnologías digitales han evolucionado a una velocidad extraordinaria, pero han dejado parte de la población rezagada. Las personas con discapacidad visual, por ejemplo, están completamente al margen de los dispositivos con pantallas táctiles. Un consorcio financiado con fondos europeos creó el BlindPAD para aprovechar y mejorar el resto de sentidos.
De píxeles a táxeles, un mundo de nuevas oportunidades para personas con discapacidad visual
El proyecto BLINDPAD (Personal Assistive Device for BLIND and visually impaired people) se creó con una misión, a saber, aumentar la accesibilidad táctil de los contenidos gráficos. Las tecnologías actuales se basan en interfaces de usuario ópticas e información gráfica, y dejan de lado el sentido del tacto. Así, es más necesario que nunca dar con tecnologías táctiles que faciliten la inclusión de personas con discapacidad visual en la sociedad moderna.

Tal y como explicó el Dr. Luca Brayda, investigador del Departamento de Ciencias robóticas, encefálicas y cognitivas del Instituto Italiano de Tecnología, BlindPAD se propone ser a la información y la comunicación gráfica digital lo que el Braille es al texto.

¿Cuáles son los problemas más importantes de la tecnología actual y su aprovechamiento o no del sentido del tacto?

Las personas ciegas se aprovechan del sentido del tacto residual para obtener información, algo que es imposible lograr en medios gráficos. Para resolver este problema sería necesario fabricar una tableta táctil para invidentes, algo en lo que se ha trabajado durante decenios. Aquí se trata de la «sustitución sensorial». De forma muy parecida a los píxeles, una imagen digital puede formarse mediante una red de puntos táctiles de pequeño tamaño (táxeles) que pueden programarse para que adopten dos posiciones (arriba o abajo), y por tanto forman un relieve puede detectarse e interpretarse con las manos.

No obstante, sigue siendo todo un reto tecnológico generar una densidad de táxeles suficiente y que cualquier usuario pueda notar su movimiento y que además no consuma mucha energía, sea rápido y compacto. Debido a la complejidad de los circuitos electrónicos controladores o la falta rendimiento de los actuadores, ninguna de las tecnologías anteriores pudo ampliarse, tenía un rendimiento suficiente ni era portátil.

¿Qué innovaciones ofrece BlindPAD al respecto?

BlindPAD se ha construido y probado en un entorno real. Es un sistema que cuenta con una tableta táctil nueva, un software que convierte imágenes en representaciones táctiles y una serie de ejercicios que ofrecen acceso a la información digital gráfica a personas ciegas y con discapacidad visual.

Hemos verificado la eficacia de este sistema, en especial en edades en las que se produce el desarrollo. Nuestros resultados tienen relevancia para varios campos científicos. En primer lugar para el campo de la ingeniería de materiales, pues tal y como hemos demostrado, es posible construir combinaciones de elementos pequeños capaces de generar fuerzas elevadas pero con componentes pequeños. También para la psicología experimental y la neurociencia cognitiva, dado que las capacidades potenciales de las personas con déficits sensoriales están sometidas a debate y en cierta medida infravaloradas o al menos no aprovechadas.

Pero aún hay más. El proyecto se adentró en el campo de la interacción entre humanos y ordenadores. De hecho, antes de BlindPAD se había experimentado con retroalimentación táctil en pantallas no planas pero pocas propuestas habían superado la fase de experimentación académica. En términos más generales, impulsó el campo de la rehabilitación asistida por ordenador en la que no hay estándares. El acceso a la información digital puede resultar revolucionario al dotar de semiautonomía a las prácticas de rehabilitación.

¿Qué puede contar sobre los componentes de BlindPAD y de su funcionamiento?

El tamaño de nuestra pantalla táctil es de 12 cm x 15 cm y cuenta con 192 táxeles electromagnéticos independientes. Cada taxel puede cambiar de estado (arriba y abajo) muy rápido permitiendo la representación de patrones estáticos y cinéticos.

Los táxeles pueden generar dibujos arbitrarios sencillos en forma de gráficos, símbolos, emoticonos, símbolos convencionales, etc. De esta forma se pueden detectar contenidos visuales convencionales tanto mediante la vista como mediante el tacto.

¿Qué casos se propusieron evaluar mediantes sus juegos serios y por qué?

Planteamos dos casos de uso principales, el aprendizaje de las matemáticas y el de espacios desconocidos a través de mapas. Demostramos que BlindPAD permite trabajar la memoria funcional visual espacial, así como las operaciones mentales y los conceptos matemáticos complejos y permite representar mapas de espacios desconocidos y ayudar a otras personas a situarse en un entorno real.

Creemos que el aprendizaje de las matemáticas es fundamental en edades de desarrollo. El conocimiento deficiente con respecto a la información científica socaba ciertas capacidades como por ejemplo el razonamiento lógico y el conocimiento del medio. Además hay que tener en cuenta la movilidad, sobre todo cuando los mapas públicos suelen brillar por su ausencia, y los que existen son complejos, caros y a veces es complicado acceder a ellos. No existe un instrumento que permita utilizar mapas de forma dinámica, incluso que se acerque un poco a lo que es capaz de hacer Google Maps, situación que no permite acceder a los invidentes a la sociedad moderna.

Casi ningún ciego se matricula en institutos de enseñanza científicos debido a esto. No obstante, se sabe que los ciegos pueden generar capacidades espaciales muy precisas, así que el problema no reside en desarrollar conocimientos espaciales, sino en dar con formas de acceder a la información relevante.

¿Estuvieron los resultados a la altura de sus expectativas?

Sí. Esperábamos mejorar el conocimiento espacial con BlindPAD y nuestros experimentos corroboraron este aspecto. Si bien la resolución es mejorable, se pueden ejecutar con eficacia muchas tareas espaciales con unos 200 táxeles. El prototipo puede utilizarse en contextos de rehabilitación en su estado actual.

¿Cuál es su estrategia comercial? ¿Cuándo se podrá adquirir un BlindPAD?

El sistema de BlindPAD se construyó en tres años desde cero. Cuenta ya con un dispositivo táctil, un software que puede ejecutarse en la mayoría de ordenadores y tabletas y una serie de ejercicios que estimulan capacidades relacionadas con la memoria funcional espacial, el procesamiento espacial, la lógica y el razonamiento matemático.

El sistema, en su estado actual, puede utilizarse en centros de rehabilitación, posiblemente en prácticas de rehabilitación de gran impacto. Nuestros prototipos son sencillos de reproducir, y por tanto la tecnología puede aprovecharse si se transfiere a una empresa incipiente. Con un esfuerzo de ingeniería relativamente bajo puede crearse un producto. La obtención de fondos adicionales nos permitiría crearlo y comercializarlo en menos de dos años.

BLINDPAD
Financiado con arreglo a FP7-ICT.
Sitio web del proyecto
Vídeo del proyecto
Sitio web de CORDIS

Fuente: Entrevista publicada en la revista de resultados research*eu nº 66, pp. 9 y 10

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba