Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Tendencias científicas: ¿Podría un dedo fosilizado reescribir la historia de la humanidad?

El hallazgo de un hueso de dedo de un ancestro humano en un lago prehistórico de Arabia Saudí podría cambiar la historia de la migración de los seres humanos modernos.
Tendencias científicas: ¿Podría un dedo fosilizado reescribir la historia de la humanidad?
Hasta ahora, la comunidad científica creía que la migración de los primeros seres humanos desde África hacia el resto del mundo se produjo en un único evento migratorio hace aproximadamente 60 000 años. Un nuevo estudio publicado en la revista «Nature Ecology and Evolution» sugiere que aún queda mucho que aprender sobre cuándo y cómo nuestros antepasados salieron de África.

Un equipo de investigadores ha datado la falange media del dedo corazón de un individuo adulto hallada en el yacimiento de Al Wusta en el desierto de An-Nafud en 2016. Tiene una longitud de 3,2 cm y unos 90 000 años de antigüedad. Este hueso de dedo es el fósil más antiguo de «Homo sapiens» que se haya descubierto hasta la fecha fuera de África y la cercana región del Levante mediterráneo. También es el primer fósil de un ancestro humano de la península Arábiga.

¿Los seres humanos modernos abandonaron África hace 60 000 años?

El descubrimiento demuestra que los movimientos migratorios de los primeros seres humanos modernos podrían haber ocurrido con más frecuencia de lo que se creía previamente. Los seres humanos emigraron fuera de África varias veces, entre 20 000 y 25 000 años antes de lo que se pensaba. Incluso podrían haberse aventurado en regiones que los científicos nunca habían sospechado.

«Nuestra especie apareció por primera vez en África hace aproximadamente 300 000 años», declaró a Reuters Michael Petraglia, coautor del estudio y responsable de la investigación en el Instituto Max Planck de Ciencias de la Historia de la Humanidad, en Alemania. «Previamente, la comunidad científica creía que el “Homo sapiens” migró desde África en un único y rápido evento migratorio hace unos 60 000 años, viajando a lo largo de las costas y subsistiendo a base de recursos marinos».

Los arqueólogos desenterraron más de ochocientos fósiles de animales, como gacelas, hipopótamos y ganado salvaje. Además, descubrieron trescientas ochenta herramientas de piedra, lo que sugiere que este lugar fue habitado por cazadores-recolectores. Gracias a las imágenes por satélite, ahora se sabe que lo que hoy día es un desierto antaño debió ser una zona de pastizales con lagos de agua dulce. Todos estos datos proporcionan indicios de que donde hay agua y comida, la presencia humana no anda muy lejos.

La teoría de la migración de los seres humanos modernos en entredicho

«Y este descubrimiento, junto con otros hallazgos realizados en los últimos años, sugiere que el “Homo sapiens” emigró fuera de África en múltiples ocasiones durante muchos periodos propicios a lo largo de los últimos 100 000 años, más o menos», añadió Petraglia.

«La gran pregunta ahora es qué pasó con la población a la que pertenecía el ser humano de Al Wusta», comentó Huw Groucutt de la Universidad de Oxford y autor principal del estudio. «Sabemos que poco después de establecerse, se produjo un periodo de escasez de lluvias y la zona se secó. ¿Esta población se extinguió? ¿Sobrevivió más al sur en la península arábiga, donde incluso hoy día existen zonas montañosas con precipitaciones bastante altas y regiones costeras que reciben lluvias monzónicas?». Groucutt continuó especulando: «¿O acaso la aridificación del entorno significa que algunos de estos individuos fueron “empujados” hacia Eurasia como parte de una colonización global?».

Petraglia está entusiasmado con la idea de explorar el potencial de la península arábiga a fin de realizar descubrimientos más relevantes. Este investigador comentó a «National Geographic»: «Cada campaña realizamos un nuevo descubrimiento en el yacimiento. Tenemos planes muy ambiciosos para continuar este trabajo en lagos antiguos y, además, vamos ampliar nuestra investigación a las cuevas. Es un auténtico filón».

Fuente: Basado en artículos aparecidos en medios de comunicación

Información relacionada

Países

  • Estados Unidos
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba