Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

DICOPRO ofrecerá el significado más adecuado

¿No sería ideal si, al hacer clic sobre una palabra en una página Web, uno pudiera obtener automáticamente el significado más adecuado, en su propio idioma, de la oración de que se trate? Pronto esto deberá ser posible, gracias a la utilización de herramientas que se están per...
¿No sería ideal si, al hacer clic sobre una palabra en una página Web, uno pudiera obtener automáticamente el significado más adecuado, en su propio idioma, de la oración de que se trate? Pronto esto deberá ser posible, gracias a la utilización de herramientas que se están perfeccionando en estos momentos, entre las que se encuentra el proyecto DICOPRO, financiado por la Unión Europea.
En el último número de la publicación "LE Journal" de la Comisión Europea, el escritor David Pringle contempla el futuro de la Sociedad de la Información multilingüe.
La tecnología lingüística podrá ayudar a que los diccionarios del futuro sean más flexibles y fáciles de utilizar que los modelos actuales. Oxford University Press es una de las editoriales que prevé aprovechar al máximo esta oportunidad, mediante la creación de diccionarios electrónicos que contengan las características del procesamiento normal.
Estos diccionarios ofrecerán una mayor sensibilidad contextual, ya que su análisis tendrá en cuenta el contexto, de manera que el usuario pueda recibir información contextual inmediata de la palabra, en lugar de información general.
Un ejemplo de diccionario electrónico mencionado en el artículo es el proyecto DICOPRO. Este proyecto, que se está llevando a cabo en la Universidad de Ginebra, es financiado en el marco del programa para la Sociedad de la Información multilingüe (MLIS) de la Comisión Europea, una iniciativa lanzada en noviembre de 1996 con el fin de promover la diversidad lingüística de la Sociedad de la Información.
DICOPRO desarrollará una herramienta para hacer búsquedas en diccionarios monolingües y bilingües a través de una Intranet colectiva. Se prevé que las empresas interesadas paguen un abono anual para utilizar el servicio o compren por adelantado determinada cantidad de créditos para pagar a la hora de acceder a éste.
El proyecto, que comenzó en abril de 1998, deberá concluir en octubre de 1999.

Información relacionada

Programas

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba