Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La solución Fintech podría ayudar a reducir la exclusión económica

Una plataforma tecnológica digital respaldada por la Unión Europea (UE) ofrece un método de pago seguro, instantáneo y fácil de usar para todos los consumidores. Permitirá que la población sin cuenta bancaria participe en la economía financiera global.
La solución Fintech podría ayudar a reducir la exclusión económica
Con el aumento de la conectividad y el uso generalizado de los teléfonos inteligentes, la banca móvil y las aplicaciones de pago se han convertido en algo habitual de nuestra vida cotidiana. Esto ayuda a que crezca el número y el volumen de transacciones virtuales. Según el informe World Payments Report 2017, las transacciones virtuales mundiales experimentaron un gran crecimiento en 2014-2015 hasta alcanzar un volumen de 433 100 millones. Sin embargo, los sistemas informáticos existentes que permiten estas transacciones tienen algunas limitaciones, especialmente cuando se encuentran centralizados. Los elevados costes de mantenimiento se repercuten sobre los clientes y el aumento de las tasas bancarias provoca exclusión económica.

El proyecto financiado con fondos europeos BILLION aborda estos desafíos mediante un sistema de reembolso instantáneo basado en cadenas de bloques («blockchain») que cumple con las normativas financieras actuales. Este utiliza la tecnología de registro descentralizado (DLT) para crear cuentas corrientes gratuitas que permiten hacer pagos con muy bajos costes en divisas reales como el euro, la libra esterlina o el zloty polaco. El proveedor de esta DLT es Billon, una empresa tecnológica especializada en «blockchain» y con sede en Varsovia, que es también una entidad de dinero electrónico incluida en el registro de la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido. Como se explica en una nota de prensa, la arquitectura ligera y distribuida de Billon permite que los usuarios guarden dinero, documentos e identidades directamente en su cadena de bloques, permitiendo un acceso total al usuario final o a las entidades confirmadas.

Cadena de bloques y DLT

Una cadena de bloques es un tipo concreto de estructura de datos utilizada en algunos registros descentralizados que almacena y transmite los datos en paquetes denominados «bloques», según un informe del Banco Mundial. Los bloques están conectados entre ellos formando una cadena digital. La DLT es un tipo especial de sistema de procesamiento y almacenamiento de datos electrónicos. Los registros descentralizados hacen referencia a una base de datos compartida en una red de sitios, geografías o instituciones múltiples. Ofrece a los participantes o a los nodos derechos comunes para escribir, leer y almacenar entradas en el libro contable. La DLT tiene el potencial de transformar los pagos, la liquidación de valores y las funciones de «back office» al reducir sustancialmente los costes. Esto permite las transacciones directas entre particulares, evitando los intermediarios. Además, se puede utilizar fuera del sector financiero para gestionar bases de datos, por ejemplo, en la atención sanitaria.

Últimamente Billon ha sido objeto de mucha atención debido al potencial revolucionario de su tecnología para realizar pagos directos. Figuró en la lista FinTech50 anual, una lista de las empresas europeas más innovadoras del sector de las finanzas y la tecnología. La lista FinTech50 de 2018 hizo una selección de entre más de 1 800 empresas FinTech de Europa.

Reglamentación e inclusión económica

Empresas polacas y británicas ya están usando las soluciones de «blockchain» de Billon para transferir dinero electrónico, el equivalente digital al efectivo, tal como denomina la segunda Directiva sobre servicios de pago de la UE. La Directiva se aprobó para hacer que los pagos electrónicos en la UE fuesen más baratos, sencillos y seguros.

Citado en una nota de prensa, Robert Kałuża, cofundador y director de operaciones de Billon, afirma que la aprobación de la Directiva «supone importantes beneficios para aquellas personas que previamente estaban excluidas de los sistemas financieros». Por ejemplo, les permite «aceptar remuneraciones en un formato digital por trabajos temporales o irregulares, sin necesidad de tener una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito, que pueden resultar caras». Billon está lista para aprovechar estos cambios normativos.

El proyecto en curso Billon (Disrupting the economy – FinTech blockchain solution revolutionises direct payments. Secure, low-cost and simple bank-free payments for everyone) aspira a alterar el mercado de los pagos alternativos.

Para obtener más información, visite:
proyecto BILLON

Fuente: Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba