Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un respiro para los pacientes de enfermedad pulmonar crónica de países de renta baja

¿Es posible poner en marcha métodos eficaces de prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades pulmonares crónicas en zonas desfavorecidas? Un equipo internacional de científicos indica cómo lograrlo.
Un respiro para los pacientes de enfermedad pulmonar crónica de países de renta baja
Según la Organización Mundial de la Salud, en todo el planeta más de 250 millones de personas sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cerca de 235 millones sufren asma. La gran mayoría de muertes a causa de estas enfermedades se producen en países de renta media y baja. En regiones de renta alta se han adoptado medidas encaminadas a prevenir y tratar enfermedades pulmonares crónicas, pero resulta complicado aplicar estas medidas en zonas con recursos reducidos en las que hay una presencia mayor de dichas enfermedades.

El proyecto financiado con fondos europeos FRESH AIR se puso en marcha para dar con medidas que permitan prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades pulmonares no contagiosas en países de renta media y baja y en grupos de población de países de renta más alta.

FRESH AIR se dedicó a adaptar a las dificultades prácticas que surgen en entornos con recursos más limitados los conocimientos y las intervenciones basadas en pruebas que ya han demostrado su eficacia en regiones de renta alta. Este método de investigación dedicada a la aplicación práctica se empleó en cuatro países objetivo: Grecia, Kirguistán, Uganda y Vietnam.

La causa principal de la EPOC es la exposición al humo de tabaco y a la contaminación atmosférica en interiores y exteriores, factores prevalentes en los cuatro países indicados. Si bien existe un elevado grado de reconocimiento en Grecia sobre los peligros para la salud de quemar madera o carbón para la calefacción, son muchos los que no pueden costearse dispositivos de calefacción modernos en sus hogares a causa de las políticas de austeridad aún vigentes. Para más inri, Grecia presenta una de las tasas más elevadas de consumo de tabaco en la Unión Europea (un 38 % de la población). Las tasas de consumo de tabaco entre los hombres también son excepcionalmente altas en Kirguistán (un 47,4 %), y Uganda y Vietnam (un 56,1 %). Esta situación, viene acompañada de una publicidad deficiente de los peligros del tabaco y una utilización generalizada de la biomasa para calefacción.

Medidas sanitarias «in situ»

FRESH AIR abordó esta situación mediante varios métodos eficaces como programas de rehabilitación, proyectos de investigación cualitativa y cuantitativa, y programas de formación. Mediante al proyecto, los trabajadores sanitarios de Uganda han enseñado a las comunidades locales los peligros de la contaminación en el hogar. Pacientes de EPOC en Grecia y Vietnam se han sometido a programas de rehabilitación pulmonar adaptados a sus culturas. En Kirguistán, los médicos de familia disfrutaron de un seminario de formación destinado a reducir el consumo de tabaco.

Las intervenciones personalizadas del proyecto generaron mejoras importantes en la salud de los pacientes de EPOC y asma en las comunidades objetivo y ofrecieron a los trabajadores sanitarios participantes la oportunidad de mejorar sus capacidades y aumentar sus conocimientos. A los médicos de los cuatro países se les ofreció formación sobre espirometría, la medición de la capacidad respiratoria de los pulmones. Esta formación ofrece a los médicos que utilizan espirómetros modernos la posibilidad de recabar información sobre cada espirometría ejecutada. Las labores de concienciación y la distribución de fogones limpios de FRESH AIR también ayudaron a reducir la contaminación en interiores.

«Una lección clave es que la colaboración es fundamental para el éxito. La participación de médicos, pacientes y otras partes locales interesadas garantiza un sentimiento de pertenencia al proyecto y propiedad de sus resultados. Además, garantiza que las intervenciones generadas continúen más allá de la duración del proyecto», indicó la coordinadora del proyecto Rianne van der Kleij, del Centro Médico Universitario de Leiden en un artículo de prensa publicado en el sitio web de News Medical.

Los conocimientos generados en FRESH AIR (Free Respiratory Evaluation and Smoke-exposure reduction by primary Health cAre Integrated gRoups) se difundirán para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades pulmonares no contagiosas en otros contextos y contribuir a mejorar la política mundial al respecto.


Para más información, consulte:
Sitio web del proyecto FRESH AIR

Fuente: Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba