CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

Una nueva generación de balizas de socorro con funciones de búsqueda y salvamento basadas en los satélites de Galileo

Una iniciativa de la Unión Europea ha permitido mejorar las balizas de localización personal para ampliar su cobertura, fiabilidad y precisión geográfica a fin de salvar más vidas.

TECNOLOGÍAS INDUSTRIALES

Avances científicos

© depaz, Shutterstock

Las balizas de emergencia, utilizadas por tripulantes de barcos y aeronaves así como por aficionados al senderismo durante más de cuatro decenios, desempeñan un papel fundamental en las labores de búsqueda y salvamento (SAR). Se activan en situaciones de riesgo mortal y contribuyen a localizar a aquellos en peligro en cualquier punto del planeta. Gracias al proyecto financiado con fondos europeos HELIOS, se podrá localizar con mayor precisión a los usuarios de balizas de localización personal (PLB). Este tipo de balizas son dispositivos portátiles que se emplean cuando una persona está en peligro y no puede acudir a los servicios de emergencia generales como los ofrecidos por la policía.

Orolia, que coordina el proyecto, ha presentado recientemente las balizas mejoradas de localización personal McMurdo FastFind 220 y Kannad SafeLink Solo que se sirven del sistema mundial de navegación por satélite Galileo (GNSS Galileo), tal y como se indica en la sección de noticias del sitio web del proyecto. Según una noticia publicada en el sitio web de la Agencia del GNSS Europeo (GSA), «las balizas multiconstelación de Orolia funcionan con una gama más amplia de satélites y ofrece una cobertura planetaria mayor para acelerar las labores de rescate. Aumenta la precisión con la que se detecta la ubicación debido a que las balizas reciben coordenadas de las constelaciones de Galileo y GPS (Sistema de Posicionamiento Global), y sus señales pueden detectarse incluso en zonas complicadas como es el caso de los desfiladeros».

Una nueva generación de aplicaciones SAR

En declaraciones publicadas en la misma noticia, Carlo des Dorides, director general de GSA, expone: «Es la primera baliza de localización personal del mundo basada en Galileo, lo cual supone todo un hito». El sistema MEOSAR (búsqueda y salvamento basados en la órbita media terrestre), que incluye los satélites de Galileo, ofrece «cobertura mundial prácticamente instantánea con capacidades independientes de localización precisa» tal y como explica la Comisión Europea.

MEOSAR forma parte del Programa Internacional Cospas-Sarsat que ha ayudado a salvar más de 43 000 vidas desde que se puso en marcha en 1982. Cospas-Sarsat también cuenta con satélites en órbita baja terrestre (LEO) que componen el sistema LEOSAR, y satélites en órbita terrestre geoestacionaria (GEO) que conforman el sistema GEOSAR.

El proyecto HELIOS (Second Generation Beacon for GALILEO/EGNOS EGNSS Search And Rescue applications) se creó para desarrollar una nueva serie de balizas «entre ellas un transmisor de localización de urgencia (ELT), una radiobaliza de localización de siniestros (EPIRB), una baliza de localización personal (PLB) y sus antenas correspondientes, todas adaptadas a los estándares internacionales Cospas-Sarsat», según el sitio web del proyecto. «Estas nuevas balizas de socorro son completamente compatibles con el sistema de detección de alertas de socorro satelitales de búsqueda y salvamento» así como con MEOSAR, Galileo y GNSS. La inclusión de un componente de comunicación de retorno en el servicio SAR de Galileo para informar al emisor de que se ha recibido la señal de socorro es otra de las características importantes de la nueva generación de balizas. Los ELT se emplean para transmitir señales de socorro de aeronaves mientras que los EPRIB se suelen utilizar para alertar a los servicios de búsqueda y salvamento en caso de emergencias en el mar.

Los socios del proyecto confían en que el sistema de ELT compatible con el requisito del sistema mundial de socorro y seguridad aeronáutica (GADSS) de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) «podrá emplearse en aeronaves nuevas con un peso al despegue superior a los 27 000 kg desde el 1 de enero de 2021», tal como se muestra en el sitio web del proyecto.

Para más información, consulte:
Sitio web del proyecto HELIOS

Países

Francia