Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Vacuna sin lágrimas

Una nueva tecnología permite administrar vacunas contra enfermedades respiratorias directamente en el sitio de la infección inicial - la nariz. Esta vacuna nasal es indolora y más fácil de administrar que una inyección y produce una respuesta inmunológica superior.



Telón ...
Una nueva tecnología permite administrar vacunas contra enfermedades respiratorias directamente en el sitio de la infección inicial - la nariz. Esta vacuna nasal es indolora y más fácil de administrar que una inyección y produce una respuesta inmunológica superior.



Telón de fondo


Como mostró la reciente gripe 'epidémica' en toda Europa, las infecciones respiratorias virales y bacterianas siguen amenazando a los niños y ancianos en Europa como en el mundo en desarrollo. La eficacia de los grandes programas de inmunización depende del número de personas inyectadas. La gente tiene miedo del pinchazo y en muchos países también del SIDA que pudiera transmitir la jeringuilla.



La vacuna nasal viene desarrollándose hace algún tiempo y saldrá dentro de poco al mercado. Disminuirá los gastos médicos y facilitará la inmunización. El único problema es si las vacunas nasales se absorben tan bien como las intramusculares.




Descripción, impacto y resultados


En teoría, la vacuna nasal debería mejorar la protección contra las enfermedades respiratorias como la gripe, la tosferina y la difteria. La inyección intramuscular de una vacuna provoca una fuerte reacción sistémica caracterizada por la producción de anticuerpos IgG, que atacan al antígeno invasor en la corriente sanguínea. Pero las enfermedades respiratorias entran en el organismo por la capa de mucosas de la nariz y los pulmones. La administración de la vacuna por la cavidad nasal estimula la producción de anticuerpos locales, lo que proporciona una primera línea de defensa adicional. El chitosán aumenta este efecto al abrir las junturas entre las células de la cavidad nasal, permitiendo que un mayor número de las moléculas de proteína de la vacuna llegue al tejido linfático en que se producen los anticuerpos.



La vacuna contra la difteria tardará aún años en aplicarse pero la vacuna nasal contra la gripe administrada con chitosán podría estar lista incluso antes del año 2002.




Los socios


El proyecto innovador "Vacunas mucosales para enfermedades respiratorias administradas por vía nasal" mejora la técnica de administración nasal con una tecnología patentada que ya se ha utilizado con éxito en otros casos. La empresa británica Danbiosyst ha demostrado que se intensifica la eficacia de algunos fármacos absorbidos por la mucosa nasal con una sustancia no tóxica llamada 'chitosán', derivada de los moluscos y que ya se emplea en ayudas dietéticas. Esta tecnología la está transformando la empresa farmacéutica italiana Chiron Biocine para una nueva vacuna antidifteria despojada genéticamente de los agentes tóxicos. Los investigadores irlandeses de la Universidad de Maynooth están estudiando cómo actúa el chitosán para ayudar la nasalización de la vacuna y su impacto en la inmunidad. El progreso es sumamente prometedor y se espera que los ensayos clínicos de la Fase 1 con voluntarios humanos puedan empezar antes de terminarse el proyecto trienal en el año 2000.



Título del proyecto: Vacunas mocusales para enfermedades respiratorias con administración nasal

Cuarto Programa Marco

Programa de Innovación

Referencia del proyecto n°: IN101001

Información relacionada

Programas

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba