Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Balas mágicas contra el cáncer

Y empezaron los primerísimos ensayos de un tratamiento innovador de la leucemia que consiste en que unos minúsculos buceadores buscadores de la leucemia llevan y disparan 'pistolas' radionucléidas contra un blanco que son las células cancerígenas.



Telón de fondo


La l...
Y empezaron los primerísimos ensayos de un tratamiento innovador de la leucemia que consiste en que unos minúsculos buceadores buscadores de la leucemia llevan y disparan 'pistolas' radionucléidas contra un blanco que son las células cancerígenas.



Telón de fondo


La llamada alfa-inmunoterapia es una nueva forma de radioterapia a quien le han puesto el apodo de tratamiento con `bala mágica'. Cada `bala' es una partícula alfa emitida por un isótopo radioactivo. La radiación alfa es sumamente peligrosa pero tiene poco alcance de modo que el emisor alfa no puede llegar a la meta, que suele ser una proteína, normalmente un anticuerpo monoclonal, que se aglutina específicamente con ciertas moléculas en la superficie celular del tumor. A los diez minutos de la administración, los radioisótopos asesinos de células llegan a las células cancerosas y se pegan a ellas durante la mitad de su vida (unos 45 minutos) antes de quedarse en sustancia no radioactiva. Sólo con uno o dos átomos de las 'balas' se mata una célula cancerosa, sin causar daños prácticamente a los tejidos sanos colindantes porque la radiación alfa, como hemos dicho, no va lejos, unos cuantos diámetros de células, eso es todo. Esta estrategia es muy adecuada para tratar el cáncer transportado por la sangre y se esta probando actualmente por primera vez para el tratamiento de leucemia mielógena aguda en los seres humanos.




Socios


Estas pruebas clínicas de fase-1 son el resultado de una colaboración entre el Institute of Transuranium Elements (ITU) del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea y del Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC) en Nueva York. El ITU, cuya contribución es esencial, colabora también en otros proyectos financiados por la Comisión Europea sobre el tratamiento del mieloma múltiple (INSERM, Francia), linfoma no de Hodgkin (Universidad de Heidelberg, Alemania), cáncer del colon (Universidad de Göttingen, Alemania), cáncer del estómago (Clínica universitaria de München, Alemania), y glioma de bajo grado (Kantonsspital Basel, Suiza).




Descripción, impacto y resultados


En colaboración con el neoyorquino MSKCC, el ITU propuso primero un emisor-alfa adecuado (Bismuto-213), luego desarrolló un paquete seguro, transportable con una fuente de Bismuto-213, junto con procedimientos para extraer el isótopo en el hospital. En las pruebas preclínicas, se curaron ratones inoculados con cáncer humano. En las actuales pruebas de fase-1, 17 pacientes recibieron el tratamiento - no ha habido curas completas pero los resultados son alentadores porque el efecto antileucémico es significativo y no se han producido efectos secundarios agudos.



Además del tratamiento directo de los pacientes, se piensa en otra posibilidad en el campo de transplantes de médula ósea y purificación de células madre de la sangre: a esos grupos de células, tomadas de pacientes que van a recibir quimioterapia en altas dosis o irradiación total del cuerpo, se les quita todas las células cancerosas mediante anticuerpos acoplados con Bismuto-213, antes de volverlas a inyectar en el paciente. El ITU ya ha patentado este procedimiento. El ITU se interesa también por las aplicaciones clínicas del Actinium-225, el `núclido madre' del que se forma el Bismuto-213, que es más duradero y tal vez más adecuado para tratar tumores mayores o menos accesible. La alfa-inmunoterapia es una nueva estrategia muy prometedora para la eliminación selectiva de células cancerosas y, con su vasta gama de aplicaciones potenciales, las balas mágicas podrían ayudar a los pacientes de cáncer de todo el mundo.

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba