Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

En marcha una muestra estonia sobre Internet

Los jueces de los Premios Desafío Global Bangemann han reconocido los esfuerzos realizados por Tiigrituur, una pequeña empresa estonia cuyo objetivo es ayudar a estonios de todas las edades y orígenes a aprovechar las nuevas posibilidades que presenta Internet.
Tiigrituur, o l...
Los jueces de los Premios Desafío Global Bangemann han reconocido los esfuerzos realizados por Tiigrituur, una pequeña empresa estonia cuyo objetivo es ayudar a estonios de todas las edades y orígenes a aprovechar las nuevas posibilidades que presenta Internet.
Tiigrituur, o la Gira del Tigre en español, fue proclamada por decisión unánime vencedora en la categoría Igualdad de acceso a las redes en el curso de una ceremonia celebrada hace unos meses en Estocolmo. El presupuesto de la Gira del Tigre es sin embargo tan limitado que el Banco Mundial tuvo que hacerse cargo del pago de los billetes de barco de sus representantes para que estos pudiesen presentarse a recoger el premio.
Integran la Gira del Tigre una flota de camiones que una vez al año se echa a la carretera con el fin de proporcionar informaciones sobre Internet y libre acceso al mismo a cuantas personas lo deseen. El objetivo de la Gira del Tigre, creada por la Fundación Salto del Tigre, dedicada a acercar la tecnología de la información y las comunicaciones al sistema educativo estonio, es ayudar a la gente a dar sus primeros pasos en el mundo de los ordenadores y potenciar el nivel general de sensibilización respecto a la IT en Estonia.
En palabras del director general de la Fundación Salto del Tigre, Enel Magi, La concesión del premio Desafío Bangemann ha sido muy importante para nosotros porque ello nos permite mostrar al mundo lo que se está haciendo en un pequeño país como Estonia. Además este premio nos ayuda a seguir adelante con este servicio gracias a las donaciones que ahora estamos recibiendo de empresas más grandes y con mayores medios. De momento el presupuesto limitadísimo de la Gira del Tigre proviene de donaciones de organizaciones privadas.
Todo empezó como una simple jornada celebrada en la Antigua Plaza Mayor de Tallinn, la capital de Estonia, en la que se pusieron a disposición del público 100 ordenadores al tiempo que diversos conferenciantes prestaban su ayuda y colaboración a los interesados. Tal fue la popularidad alcanzada que al año siguiente la Gira pasó a convertirse en una muestra itinerante en la que se contó con la colaboración de 30 profesionales en el campo de la IT y de 400 voluntarios.
Según Linnar Viik, director de proyecto de la Gira del Tigre, Nuestro deseo era acercar a la gente a la tecnología de la información, mostrarles cómo usarla y enseñarles a perder el miedo.
Espero que hayamos conseguido cambiar la mentalidad y abrir la caja negra de la tecnología a muchas personas para quienes la tecnología de la información desempeñará sin duda un papel importante en sus vidas. No es que digamos que todo el mundo deba utilizar Internet, sino que tan sólo pretendemos dar una dimensión más a las oportunidades que puedan presentárseles en sus vidas.
En el año 998 la Gira del Tigre vio con orgullo como la realidad reflejaba su lema de Internet conecta a la gente, no a los ordenadores. De los 250.000 visitantes que en distintos momentos se subieron a su autobús casi todos abrieron una nueva cuenta gratuita de correo electrónico en el servidor de correo público de la Gira del Tigre, gracias a la cual los estonios pueden comunicarse con otras personas de diferentes lugares de su propio país e incluso del resto del mundo. Según cálculos del Sr. Viik la Gira de 1998 tuvo como resultado la incorporación a Internet de 10.000 nuevos usuarios del correo electrónico (un 10 por ciento del total de usuarios de correo electrónico en Estonia), y de 5000 nuevos usuarios de servicios bancarios a través de Internet.
Esta manifestación fue votada como la manifestación pública más importante de las celebradas en Estonia durante 1998, y diversas regiones comenzaron a reclamar ser incluidas en la Gira. La Gira del Tigre visitó en 1999 ocho ciudades, a seis de las cuales se acudía por primera vez, con un nuevo lema: Internet lo hace posible. Los participantes pudieron comprobar por sí mismos las diversas posibilidades que presenta Internet mediante el uso de nuevas herramientas y aplicaciones multimedia. La participación llegó a extenderse incluso a todo el país como consecuencia de una transmisión en directo dedicada a Internet producida por la Gira para la televisión estonia y de la aparición diaria de una página en un periódico de difusión nacional.
En cada una de las ciudades visitadas, alrededor de 50 escolares prestaron su colaboración en el montaje de las tiendas y el equipo y a través de su asesoramiento en los casos necesarios. Este año cuatro nuevos voluntarios se sumaron a la Gira desde el primer día. Durante ocho días abandonaron su vida normal para seguir en autostop nuestra ruta por todo el país. Pensar que cuatro personas hayan estado dispuestas a hacer esto significó mucho para todos nosotros declaró el Sr. Viik.
A pesar de ser un pequeño país, Estonia ha acogido la revolución Internet con todo su entusiasmo, y de ello dan fe los 30.000 servidores conectados a Internet que prestan a los usuarios servicios que van desde las transmisiones parlamentarias a todo tipo de servicios bancarios en línea. No se trata de un fenómeno repentino, sino del resultado de programas dirigidos a todo el país, tales como es el caso de la Gira del Tigre. Existen por otra parte más de 70 puntos de acceso público, marcados con una @, que proporcionan acceso libre a Internet a todos aquellos que aún no disponen de ordenador.
Para Ulla Skidden, directora de proyecto del Desafío Global Bangemann, el proyecto de la Gira del Tigre se trata de algo más que un simple servicio Internet gratuito. Para dar a conocer su mensaje, sus organizadores se reúnen en sus viajes por toda Estonia con los políticos y responsables de la toma de decisiones a nivel local: Intentan hacerles comprender que no existe otra alternativa, que, si quieren que Estonia crezca, deben apoyar la tecnología de la información .
La muestra itinerante Tiigrituur es un buen ejemplo del espíritu que uno suele encontrarse en pequeños países como Estonia donde se están pasando de una extrema pobreza a convertirse en países tecnológicamente bastante sofisticados. Existe un deseo tremendo de avanzar rápidamente, y para conseguirlo, los proyectos intentan hacer comprender a los responsables de la toma de decisiones que no podrán avanzar sin tener presente la tecnología de la información.
No ha habido desacuerdo entre los jueces. Han seleccionado a Tiigrituur porque se trata de un proyecto muy eficaz que funciona con muy poco dinero y presta un gran servicio
El Desafío Global Bangemann fue creado en 1997 como reconocimiento a la labor de los proyectos de TI cuyo objetivo es ayudar a las personas a alcanzar nuevos niveles de prosperidad, salud y democracia, y es el sucesor del proyecto europeo Desafío Bangemann, inspirado en las ideas del comisario europeo Martin Bangemann que se basan en el Informe Bangemann 1994 Europa y la sociedad de la información global, una colección de pautas para la incorporación de Europa a la sociedad de la información. A partir del año que viene el proyecto pasará a denominarse el Desafío de Estocolmo, de modo que los premios que se otorgan reconozcan de forma permanente los desafíos de la TI, quedando abierto el periodo de recepción de nuevas candidaturas a partir del próximo 1 de octubre.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba