Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un paso adelante en los sistemas europeos de navegación por satélite

EGNOS, el sistema europeo de navegación geoestacionaria, y la contribución de Europa al desarrollo de un sistema global de posicionamiento y navegación por satélite (GNSS) están siendo concretizados en un banco de pruebas, según informes de la Agencia Espacial Europea (AEE).
...
EGNOS, el sistema europeo de navegación geoestacionaria, y la contribución de Europa al desarrollo de un sistema global de posicionamiento y navegación por satélite (GNSS) están siendo concretizados en un banco de pruebas, según informes de la Agencia Espacial Europea (AEE).
Con vistas al desarrollo de EGNOS, la Comisión Europea y la Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol) colaboran con la AEE en la primera fase del programa GNSS.
El objetivo es reforzar la calidad de las señales recibidas por los sistemas actuales de GPS de EEUU y Glonass de Rusia, en cuanto a precisión e integridad de los datos, según la AEE.
Ya se ha preparado una versión simplificada del sistema, basada en la utilización de la infraestructura terrestre y de tres satélites geoestacionarios (Inmarsat 3, Región del Océano Índico (IOR) y Región del Océano Atlántico Oriental (IOR-E), a los que se sumará, más adelante, el satélite de telecomunicaciones Artemis de la AEE). Estos satélites cuentan con transpondedores de navegación dedicados, con el fin de perfeccionar los servicios de posicionamiento que GPS y Glonass ofrecen en estos momentos.
La infraestructura terrestre de EGNOS se desplegará a más de 40 emplazamientos, la mayoría de ellos en Europa, y se espera que los sistemas estén habilitados para finales de 2003, informa la AEE. Gracias a esto, Europa contará con un servicio operacional de navegación por satélite, que se perfeccionará con la entrada en funcionamiento del sistema Galileo, prevista para 2008.
El sistema de banco de pruebas ha posibilitado que una "señal parecida a la de EGNOS" se esté transmitiendo, desde mediados de febrero, desde el espacio, ofreciéndoles a los usuarios un reforzamiento de la señal del GPS y permitiéndoles, de este modo, calcular sus posiciones con una precisión de pocos metros.
"Esta versión pre-operativa de EGNOS le permitirá a Europa apoyar la demostración a las comunidades de usuarios de los beneficios del funcionamiento del GNSS. El banco de pruebas se utilizará para todas las modalidades de transporte aéreo, terrestre y marítimo que requieran servicios de posicionamiento con una precisión de unos pocos metros y, especialmente, para los servicios de alta seguridad", afirma la AEE.
EGNOS deberá ser absolutamente compatible con sistemas similares, tales como el WAAS (Sistema de aumentación de área amplia) de EEUU y el MSAS (Sistema de aumentación a la navegación basado en satélite MTSAT) de Japón.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba