Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Los Estados miembros realizarán pruebas post mortem al ganado

Los Estados miembros de la UE han adoptado formalmente los planes para un programa de pruebas destinado a controlar y examinar la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) en Europa.
Esta decisión es el resultado del visto bueno que el Comité Veterinario Permanente ha dado a la...
Los Estados miembros de la UE han adoptado formalmente los planes para un programa de pruebas destinado a controlar y examinar la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) en Europa.
Esta decisión es el resultado del visto bueno que el Comité Veterinario Permanente ha dado a la propuesta de la Comisión Europea de reforzar la vigilancia epidémica de la EEB en el ganado, mediante la introducción de un programa de control, a partir del 1 de enero de 2001 (ver Noticias CORDIS RCN 14579).
La nueva política requiere que los Estados miembros lleven a cabo programas anuales de control de una muestra representativa de los animales de riesgo, en especial los muertos en granjas, los animales enfermos sacrificados con urgencia y los que presenten síntomas raros de comportamiento o neurológicos. Se realizarán unos 65.000 análisis entre el ganado de mayor riesgo. La Comisión está convencida de que sus resultados ofrecerán a la Comunidad una idea más clara de la epidemiología de la EEB en Europa.
El Comisario europeo de Salud y Protección a los Consumidores, David Byrne, se mostró satisfecho de la decisión tomada el 4 de abril por el Comité Veterinario Permanente.
"Espero que el proyecto nos permita obtener más información sobre la eficacia de los sistemas de vigilancia existentes en los Estados miembros, y suministrar así la máxima protección a los ciudadanos europeos," manifestó.
Según la Comisión Europea, existen aproximadamente 41 millones de cabezas de ganado de más de dos años en la UE. Se calcula que, de ellas, 400.000 están entre los animales de mayor riesgo. Al adoptar la propuesta de la Comisión, los Estados miembros contraen la obligación de analizar una muestra de 65.000 vacas - más del 10 por ciento de la población de riesgo - con el fin de determinar la presencia de síntomas clínicos de la EEB.
El programa de pruebas se evaluará seis meses más tarde, para ver si es necesario hacerle algún tipo de modificación.
Además, el Sr. Byrne le pidió a los Estados miembros seguir adelante con la adopción de otra propuesta relacionada con la eliminación del "material de riesgo especificado" (MRE) del ganado.
"El MRE, que incluye el cerebro, la médula espinal y el bazo, es el que encierra mayores riesgos de infección de EEB y el que tiene un mayor potencial de provocar la exposición humana a la nueva variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Estos tejidos no deberían entrar a la cadena alimentaria," insistió.
Ocho Estados miembros ya han tomado medidas a nivel nacional para eliminar el MRE.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba