Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Las instituciones comunitarias reaccionan ante la tentativa de Edimburgo de patentar la metodología de la clonación

La Comisión Europea y el Parlamento han expresado su preocupación y asombro ante la concesión a la Universidad de Edimburgo de una patente que incluye una técnica de modificación genética de embriones humanos que podría utilizarse para la clonación de seres humanos.
La Oficin...
La Comisión Europea y el Parlamento han expresado su preocupación y asombro ante la concesión a la Universidad de Edimburgo de una patente que incluye una técnica de modificación genética de embriones humanos que podría utilizarse para la clonación de seres humanos.
La Oficina Europea de Patentes (OEP), con sede en Munich, la aprobó en diciembre pasado, a pesar de que las patentes de este tipo no están permitidas por la legislación comunitaria. Aparentemente, la aprobación se debió a un error de traducción.
La Comisión Europea y el Parlamento instan a la OEP a que revoque la patente tan pronto como sea posible. Diferentes eurodiputados han solicitado que se reexaminen las operaciones de la OEP, con vistas a garantizar su responsabilidad ante el público.
La patente no se debería haber otorgado, admite la OEP, ya que en la aplicación de la Universidad de Edimburgo se omitieron las palabras "no humano" de la solicitud de una patente para "un método de preparación de un animal transgénico". Aunque la OEP no puede enmendar una patente una vez que ha sido concedida, cualquier persona o entidad tiene el derecho de presentar una objeción formal en un plazo de nueve meses a partir de la fecha de aprobación, que es lo que ha hecho Greenpeace, el 24 de febrero.
En una intervención ante el Parlamento Europeo, en nombre de la Comisión Europea, el Sr. Frits Bolkestein, Comisario de Mercado Interior, se manifestó sin ideas preconcebidas respecto a la posibilidad de que la OEP haya concedido la patente debido a un error genuino.
La Oficina Europea de Patentes no es formalmente una institución comunitaria, el Sr. Bolkestein recordó, y por ello la Comisión Europea no tiene una responsabilidad directa sobre la misma. Sin embargo, el Comisario se ha dirigido por escrito a la OEP para comunicarle su opinión de que el retraso actual para oír las quejas formales de Greenpeace es inaceptable. Como respuesta, la OEP ha acordado establecer un grupo de trabajo para debatir este asunto de inmediato, con vistas a publicar una opinión preliminar, lo antes posible, en espera del fallo final.
En un debate parlamentario llevado a cabo a finales de marzo, los representantes de los diferentes grupos políticos dejaron constancia de sus preocupaciones, en especial de que la patente evidentemente podría utilizarse para la clonación humana, en violación de la Directiva de 1998 relativa a la biotecnología. La situación actual refleja la necesidad de que el Parlamento Europeo insista en la adopción de altos estándares, plantearon. Algunos eurodiputados llegaron a pedir una moratoria completa en todos los experimentos relacionados con estos tipos de prácticas.
Lord Inglewood, sin embargo, defendió a los investigadores de Edimburgo, planteando que habían solicitado la patente de buena fe, con el fin de poder llevar a cabo investigaciones sobre tejidos humanos que, según ellos, podrían desempeñar un papel fundamental en la búsqueda de curas para afecciones tales como la enfermedad de Alzheimer y la leucemia. Lord Inglewood hizo hincapié en que la Universidad no ha violado ley alguna y no tiene ninguna intención de llevar a cabo experimentos relacionados con la clonación de seres humanos. Insistió en que este fue un error genuino que se debe corregir.

El Comisario Bolkestein concluyó el debate señalando que se le está buscando una solución pragmática al problema y que espera que se pueda lograr mediante una resolución negociada. No obstante, si esto no fuera posible, la Comisión se reserva el derecho de presentar un recurso formal contra la patente. El Comisario reafirmó la opinión de la Comisión de que no hay que poner en tela de juicio la Directiva de 1998 relativa a la biotecnología y recordó a los eurodiputados que, antes del verano, la Comisión presentará una nueva propuesta para una directiva sobre las patentes.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba