Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El verdadero valor de una hierba

Investigadores europeos y estadounidenses han puesto una pica en el Flandes de la Ciencia: han logrado descifrar la secuencia ADN completa de un cromosoma vegetal. Se trata de un colosal proyecto internacional para analizar todo el material genético- el entero genoma - de una ...
Investigadores europeos y estadounidenses han puesto una pica en el Flandes de la Ciencia: han logrado descifrar la secuencia ADN completa de un cromosoma vegetal. Se trata de un colosal proyecto internacional para analizar todo el material genético- el entero genoma - de una planta, las secuencias completas de dos cromosomos de una hierbita diminuta, Arabidopsis thaliana.



Telón de fondo


Muchos genes de plantas son semejantes por lo que estudiar los de una sirve para comprender el funcionamiento de otros. Saber cómo funcionan los genes en plantas es útil además para saber cómo funcionan los genes humanos. Lo malo es que los genomas de las plantas suelen ser larguísimos. No así la Arabidopsis thaliana, pequeña planta floreciente de la familia de los repollos. Esta planta vulgar de los jardines tiene una genoma pequeño y compacto con su ADN organizado en solo cinco cromosomas.



Las redes de laboratorios europeos colaboran en un programa internacional para determinar la primera secuenciación completa de un genoma vegetal utilizando la Arabidopsis. Este trabajo forma parte del programa de biotecnología de la Comisión Europea titulado Biotech, cuyo objetivo final es establecer una relación entre la información genética que se obtenga y las demás actividades europeas de investigación sobre plantas de cultivo y funciones de los genes.




Descripción, impacto y resultados


Las sustancias químicas que actúan como puentes entre las dos hileras del ADN se llaman bases. La secuenciación consiste en identificar los miles de tales bases que forman el ADN de todo organismo vivo. Un equipo europeo, en cooperación con un consorcio estadounidense, ha secuenciado más de 37 millones de bases de los cromosomas II y IV de la Arabidopsis thaliana. Estos cromosomas contienen 7.781 genes que representan más o menos un tercio de los 26.000 genes que se cree que existan en esta planta.



Las informaciones resultantes sobre genes y sus funciones serán transferidas a toda una serie de especies de cultivo como el trigo y el arroz. Así nos enteramos de cómo funcionan los procesos biológicos y de cómo se pueden "inventar" nuevas plantas de cultivo. Los investigadores han conseguido deducir las funciones de más de la mitad de los genes en los dos cromosomas comparándolos con los genes de otras plantas y animales, cuyas funciones son conocidas. Pero hay muchos genes totalmente desconocidos y cuyas funciones son también desconocidas. Estos nuevos genes vegetales serán un valiosísimo recurso para la investigación de plantas y para estimular el desarrollo de la agricultura y de la industria alimentaria en Europa.




Socios


En esta red internacional cooperan la UE y el National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos, junto con el Kazusa Institute japonés. En Europa, hay dos redes de laboratorios: una, que se concentra en los cromosomas IV y V, dirigida por Mike Bevan en el Centro John Innes en Norwich (Reino Unido). Y otra, dirigida por Francis Quétier en el Genoscopio de Evry (Francia), que se concentra en el cromosoma III. En estas dos redes colaboran unos 40 laboratorios de diez países europeos.

Información relacionada

Programas

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba