Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La Comisión aborda el problema creciente de los desechos eléctricos y electrónicos

Con vistas a afrontar el problema cada vez serio de los desechos eléctricos y electrónicos y a complementar las medidas comunitarias relativas al entierro y a la incineración de desechos, la Comisión Europea ha adoptado una propuesta de Directiva sobre los desechos de equipos ...
Con vistas a afrontar el problema cada vez serio de los desechos eléctricos y electrónicos y a complementar las medidas comunitarias relativas al entierro y a la incineración de desechos, la Comisión Europea ha adoptado una propuesta de Directiva sobre los desechos de equipos eléctricos y electrónicos y una propuesta de Directiva que pondrá restricciones a la utilización de determinadas sustancias peligrosas en los equipos eléctricos y electrónicos.
Según la Comisión, "el incremento del reciclado de equipos eléctricos y electrónicos, de conformidad con los requisitos de la propuesta de Directiva sobre los desechos de equipos eléctricos y electrónicos, limitará la cantidad total de desechos que se tendrán que eliminar".
Las Directivas también instan a los productores a que asuman la responsabilidad de aceptar la devolución de equipos eléctricos y electrónicos y de reciclarlos de una manera más eficiente desde el punto de vista medioambiental, tomando en consideración los diferentes aspectos del proceso de gestión de desechos. Los consumidores no tendrán que pagar por devolver sus equipos.
Además, con el objeto de evitar la generación de desechos peligrosos, la propuesta de Directiva sobre la restricción de la utilización de determinadas sustancias peligrosas también requiere la sustitución de varios metales pesados y retardadores bromados de la combustión en los nuevos equipos eléctricos y electrónicos, a partir del 1 de enero de 2008.
Margot Wallström, Comisaria europea de Medio Ambiente, acogió la adopción de la propuesta por parte de la Comisión: "Éste ha sido un paso fundamental hacia el cumplimiento del objetivo de fomentar la producción y el consumo sostenibles. Me satisface que la Comisión haya podido aprobar una iniciativa equilibrada, que beneficiará tanto al medio ambiente, como a los consumidores y a la industria".
El flujo de desechos de equipos eléctricos y electrónicos ha sido identificado como uno de las de mayor crecimiento en la Unión Europea. Representa, según la Comisión, el 4 por ciento de los desechos municipales y tiene una tasa de crecimiento quinquenal del 16 al 28 por ciento, el triple del crecimiento de los desechos municipales promedios.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba