CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

La OMS señala los peligros del sol

El sol es necesario para casi toda la expresión de vida que hay sobre la Tierra. Sin embargo, puede haber un exceso de algo bueno, como se están dando cuenta en Europa central y del norte, donde actualmente disfrutan de unas temperaturas elevadas fuera de lo normal y de un fue...

El sol es necesario para casi toda la expresión de vida que hay sobre la Tierra. Sin embargo, puede haber un exceso de algo bueno, como se están dando cuenta en Europa central y del norte, donde actualmente disfrutan de unas temperaturas elevadas fuera de lo normal y de un fuerte sol. Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud ha puesto de relieve los peligros asociados a los rayos solares, especialmente los ultravioletas, afirmando que cerca de 60.000 personas mueren cada año a causa de enfermedades asociadas a la exposición solar. Debido a que a menudo es difícil determinar las cifras atribuibles al sol, la OMS recabó estimaciones al alza y a la baja sobre el número de "años de vida ajustados por discapacidad" (AVAD) a consecuencia de los rayos ultravioletas, y sobre el número de muertes anuales para la elaboración de su informe "Global Burden of Disease of Solar Ultraviolet Radiation", el primero de este tipo. Las cifras son elevadas, cerca de un millón y medio de AVAD por año o, lo que es lo mismo, 60.000 muertes. Casi todas las enfermedades no mortales se podrían "evitar mediante una exposición adecuada a las radiaciones ultravioletas, con un tiempo mínimo de exposición necesario para la producción de vitamina D" según el informe. La luz ultravioleta puede originar tres tipos de cáncer de piel: el melanoma maligno cutáneo, el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular. La mayoría de las muertes se producen por el melanoma maligno, que tiene un tratamiento eficaz si se detecta en las primeras fases. Cerca del 90 por ciento de todos los ejemplos de melanoma maligno se deben al sol. Un cuarto tipo de cáncer extremadamente raro, el carcinoma espinocelular de la córnea o conjuntiva, supone otra posibilidad de riesgo para la salud. Otras enfermedades causadas por el sol son: - fotoenvejecimiento: envejecimiento prematuro de la piel, conocido también como queratosis solar, que puede ser pre-canceroso. La queratosis solar se atribuye completamente a la exposición de luz ultravioleta. - quemaduras de sol: pueden ser graves y, en casos extremos, pueden requerir de injertos cutáneos. La enfermedad resultante de la quemadura solar es atribuible a la exposición de luz ultravioleta. - cataratas corticales: una larga exposición a la luz ultravioleta puede hacer que el organismo tenga una reacción natural, produciendo material para proteger el ojo. Desafortunadamente, esto puede producir ceguera. Cerca del cinco por ciento de todas las enfermedades relacionadas con las cataratas son atribuibles a una exposición de luz ultravioleta. - pterigium: un crecimiento en forma de ala sobre la superficie del ojo. En torno a entre el 40 y el 70 por ciento del número de casos de pterigium se atribuye a la exposición de luz ultravioleta. - reactivación del herpes labial: la exposición a la luz ultravioleta causa la reactivación del herpes simplex o, (heridas frías). Entre el 25 y el 50 por ciento de los casos totales de esta enfermedad son atribuibles a una exposición de luz ultravioleta. Sin embargo, la OMS no recomienda permanecer a cubierto. Son conocidos los efectos beneficiosos del sol, por ejemplo, al aumentar los niveles de vitamina D en el organismo, y las conocidas mejoras para el bienestar general, que podrían ser simplemente atribuibles al mero gozo que supone tomar el sol. Para hacernos una idea, si se eliminaran los beneficios de la exposición solar, la OMS estima que 3.300 millones de AVAD se perderían a causa de enfermedades óseas como el raquitismo o la osteoporosis. "Esta evaluación global de los riesgos para la salud de la radiación de luz ultravioleta aporta una base para emprender una acción de salud pública. Todos necesitamos algo de sol, pero demasiado puede ser peligroso, e incluso mortal. Por fortuna, las enfermedades causadas por la luz ultravioleta como los melanomas malignos, otros cánceres de piel y las cataratas son casi en su totalidad evitables mediante simples medidas de protección", como afirma la Dra. Maria Neira, Directora de Salud Pública y de Medio Ambiente de la OMS.