CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

Un proyecto de la UE se propone desarrollar pilas de combustible biocatalíticas

¿Pilas de combustible que funcionan con sangre? Aunque suene increíble, eso es lo que se proponen los investigadores de un nuevo proyecto de investigación de la UE que cuenta con un presupuesto de 2,8 millones de euros.

El proyecto BIO-MEDNANO se propone desarrollar las deno...

Otros

¿Pilas de combustible que funcionan con sangre? Aunque suene increíble, eso es lo que se proponen los investigadores de un nuevo proyecto de investigación de la UE que cuenta con un presupuesto de 2,8 millones de euros.

El proyecto BIO-MEDNANO se propone desarrollar las denominadas «pilas de combustible biocatalíticas», o lo que es lo mismo pilas que utilizan fluidos corporales para la generación de combustibles y enzimas a partir de las cuales se consigue convertir la energía química en electricidad. Este tipo de pilas podrían utilizarse para suministrar energía a toda una serie de dispositivos médicos tales como marcapasos, bombas de insulina, miembros artificiales, robots utilizados en microcirugía y sistemas de biosensores. Las pilas de combustible tendrán un tamaño tan pequeño que podrán ser implantadas bajo la piel para suministrar directamente energía a estos aparatos.

Los socios del proyecto señalan que existen importantes ventajas a la hora de utilizar las pilas de combustible biocatalíticas en lugar de otras fuentes de suministro de energía más tradicionales. Los aparatos que en la actualidad se implantan a los pacientes, como por ejemplo los marcapasos cardiacos, utilizan las baterías para obtener la energía que necesitan. Sin embargo esta tecnología utiliza litio, material altamente reactivo, que hace que la miniaturización resulte complicada y costosa.

Como explica el Dr. Donal Leech de la Universidad Nacional de Irlanda y coordinador del proyecto BIO-MEDNANO, «Las pilas de combustible biocatáliticas representan una oportunidad realista para generar energía implantable y existen posibilidades enormes de una mayor utilización de los biosensores en el campo de los diagnósticos médicos, el control medioambiental y la calidad alimenticia».

Estamos muy contentos de haber conseguido asegurar la financiación que necesitábamos y que nos permitirá avanzar de manera significativa durante los próximos años y esperamos poder mantenernos al frente de la investigación en este campo», añadió.

Los socios del proyecto intentarán identificar durante estos tres años nuevas enzimas y diseñar nuevos armazones nanoestructurados para la inmovilización de las enzimas que permitan la creación de nuevos y mejores dispositivos tanto en el aspecto de la sensibilidad como en el de la generación de energía.

El proyecto, cuya financiación corresponde a la prevista para la categoría de Proyectos de Investigación de Objetivos Específicos (STREP) del VI Programa Marco (VIPM), contará con la participación de socios de la República Checa, Finlandia, Irlanda, Italia, Reino Unido e Israel.

Países

Irlanda