CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

Equipos patrocinados por la UE reciben los mejores premios en el certamen iGEM

Un equipo de ocho estudiantes no licenciados de la Universidad de Ljubljana (Eslovenia) ha sido galardonado con el primer premio en el Certamen Internacional de Máquinas Genéticamente Manipuladas (iGEM) celebrado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). El equipo ...

Un equipo de ocho estudiantes no licenciados de la Universidad de Ljubljana (Eslovenia) ha sido galardonado con el primer premio en el Certamen Internacional de Máquinas Genéticamente Manipuladas (iGEM) celebrado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). El equipo esloveno se llevó a casa el premio grabado, en forma de pieza Lego de aluminio grande, por haber desarrollado una técnica que utiliza células manipuladas para estabilizar la respuesta del cuerpo a la infección cuando ésta se vuelve excesiva. Dicha técnica podría prevenir enfermedades fatales como la sepsis, una enfermedad causada por una profunda infección del flujo sanguíneo por bacterias que producen toxinas. Este equipo es sólo uno de los seis equipos europeos que participan en la competición de este año, todos ellos patrocinados por SYNBIOCOMM, una iniciativa financiada en el ámbito de la sección «Ciencia y Tecnología Nuevas y Emergentes» (NEST) del VI Programa Marco (VIPM). Establecido en 2003, el certamen iGEM desafía a la opinión tradicional de que la biología es un campo científico demasiado complejo para ser manipulado. En la competición se reúnen equipos de estudiantes, a los que se les pide que construyan sistemas biológicos simples utilizando piezas estándar, intercambiables, al igual que un constructor utiliza un conjunto de herramientas estándar para construir una casa. Durante las vacaciones de verano, un total de 380 estudiantes de 35 equipos universitarios de todo el mundo se pusieron a trabajar en sus proyectos utilizando un conjunto de herramientas formado por unos 500 «bioladrillos»: fragmentos de ADN que se ha demostrado cumplen determinadas funciones. Los resultados fueron impresionantes, especialmente los del equipo esloveno. El equipo ganador fue uno de los pocos que trabajaron con células mamarias, cuya estructura es más complicada que la de las células de las bacterias o los virus. Dado que el conjunto de herramientas disponible no contenía fragmentos de ADN de este tipo de células, el equipo tuvo que construir desde cero sus propios «bioladrillos». En otros equipos europeos que participaron en el certamen iGEM estaba incluido un grupo de estudiantes de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), que recibió el mejor premio por su método para detectar concentraciones muy bajas de arsénico en agua de pozo utilizando bacterias E. coli modificadas. Éste es un método económico y fácil de utilizar que podría ayudar particularmente a países pobres en los que el arsénico contamina muchos pozos de agua potable, causando lesiones en la piel y cáncer. También fueron premiados estudiantes del Instituto Tecnológico Federal Suizo de Zúrich, el Imperial College London, la Universidad de Cambridge y la Universidad de Valencia.