CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

Fallo de los Premios de Excelencia Marie Curie 2006

El acto de entrega de los Premios de excelencia Marie Curie de este año se celebró, el 16 de noviembre, en la ciudad suiza de Lausana. Cada uno de los cinco galardonados recogió un premio en metálico de 50.000 euros por su destacada contribución a la ciencia en general y a la ...

Políticas y directrices

El acto de entrega de los Premios de excelencia Marie Curie de este año se celebró, el 16 de noviembre, en la ciudad suiza de Lausana. Cada uno de los cinco galardonados recogió un premio en metálico de 50.000 euros por su destacada contribución a la ciencia en general y a la neurociencia cognitiva, la nanotecnología, la física o la ciencia de la atmósfera en particular.

Los premios, creados en 2003, reconocen los mejores resultados obtenidos en alguna área de la ciencia y en el marco del programa europeo de ayuda conocido con el nombre de «Acciones Marie Curie». Éstas tienen como finalidad ampliar las salidas profesionales de los investigadores y promover la excelencia en la investigación europea.

«Los Premios Marie Curie constituyen una forma de reconocimiento de la calidad de la investigación europea», ha declarado Janez Potocnik, Comisario europeo de Ciencia e Investigación. «Buscamos estimular el potencial de la comunidad científica europea y resaltar los efectos positivos de la movilidad intra y extracomunitaria con fines de investigación».

La premiada doctora Michal Lavidor ha sido una de las beneficiarias de la oferta de movilidad de las Becas Marie Curie. Tuvo ocasión de trasladarse de Israel al Reino Unido para investigar el efecto en la lectura de la estimulación interhemisférica cerebral. Sin ser una «investigadora nata» y después de trabajar durante años en una consultoría, la doctora Lavidor se reincorporó a la universidad, asombrándose del comportamiento humano y, en particular, de la capacidad de lectura del ser humano, lo que la llevó a iniciar las investigaciones actuales.

El vértigo del reto fue lo que impulsó al doctor Chris Ewels, otro de los galardonados, a dedicarse a la ciencia. La investigación es el trabajo ideal, según explica, ya que explorando lo desconocido no hay dos días iguales. Los trabajos del doctor Ewels sobre la modelización informática del dopaje y defectos de los nanotubos de grafito y carbono lo han llevado por el Reino Unido, Italia, Suecia y Alemania. Actualmente, ocupa un puesto fijo en el Centro nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) francés, que atribuye al Programa europeo de formación y movilidad de los investigadores y a la beca Marie Curie.

El doctor Nicolas Cerf, de Bélgica, considera que la movilidad ha sido una de las claves de su trayectoria profesional. Tras dos años en Francia, se llevó su investigación en información y computación cuántica hasta la soleada California. No le cabe la menor duda de que ambas experiencias han dado pie a incontables lazos de colaboración internacional. Cree que Europa está valorando el trabajo de sus investigadores, pero muy lejos de los niveles de reconocimiento alcanzados en Estados Unidos. Trabajo en Europa no falta, según explica; lo difícil es cazar una plaza fija.

Completan el cuadro de premiados la doctora Paola Borri, de Italia, galardonada por su investigación en nanoestructuras semiconductoras y su respuesta ultrarrápida a la luz láser, y el alemán Frank Keppler, por la detección, en ecosistemas terrestres, de gases traza de interés climático.

Se espera que la financiación europea de la movilidad de los investigadores aumente considerablemente en los próximos años. Las Acciones Marie Curie tienen asignada una dotación de 4.000 millones de euros con cargo al VII Programa Marco, esto es, un incremento de 2.300 millones de euros con respecto al VI Programa Marco.