CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

Proyecto para prolongar la duración de los objetos en papel en Europa

A pesar del enorme interés existente por conseguir preservar las grandes obras de interés artístico, histórico y arqueológico, el hecho ineludible es que el proceso de oxidación supone para cualquier objeto con soporte en papel un periodo de conservación limitado en las estant...

A pesar del enorme interés existente por conseguir preservar las grandes obras de interés artístico, histórico y arqueológico, el hecho ineludible es que el proceso de oxidación supone para cualquier objeto con soporte en papel un periodo de conservación limitado en las estanterías y la imposibilidad de seguir existiendo para siempre. El proyecto Papertech, financiado por la UE, ha asumido el complicado desafío de desarrollar las técnicas necesarias para poder prolongar la vida de estas valiosas obras, y para ello ha desarrollado un triángulo de innovaciones que podrían convertirse en los auténticos protocolos de hecho para el diagnóstico, restauración y conservación de los objetos que utilizan el papel como soporte. Juan Manuel Madariaga, de la Universidad del País Vasco, uno de los socios del proyecto, manifestó en declaraciones a CORDIS Noticias: «Hay tres tipos de innovaciones previstas a partir de el proyecto que esperamos pasen a convertirse en protocolos utilizados por todo el mundo para la restauración y conservación de obras en papel de interés cultural». La primera de estas tres innovaciones desarrolladas por el equipo consiste en una técnica de diagnóstico no destructiva que permite caracterizar las propiedades del papel y cuantificar el nivel de degradación que sufren los materiales a base de papel. Por ello, el primer paso del diagnóstico consistió en la utilización de técnicas ya conocidas de análisis de imágenes, como, por ejemplo las mediciones espectroscópicas (FT-IR, RAMAN) y de fluorescencia de rayos X, así como en el uso de un innovador instrumento móvil de resonancia magnética nuclear (NMR MOUSE) que permite detectar las características «in situ» de los antiguos objetos en papel. A partir de ese momento los investigadores pasaron a dedicar su atención al tema de la restauración y de la conservación. Sintetizaron nuevos materiales poliméricos específicos dotados de una excelente estabilidad foto-oxidativa y de potentes propiedades de adhesión que les permiten adherirse a los substratos de celulosa. Como si de una nueva piel que cubre una herida se tratase, estos polímeros fueron injertados en el sustrato de celulosa para formar una segunda capa estable cuya función sería mejorar el papel degradado. Esta innovadora técnica permite al mismo tiempo frenar la degradación del objeto en cuestión y restaurarlo a un adecuado estado de conservación. Por último, los investigadores culminaron sus investigaciones en materia de restauración con el desarrollo de una nueva tecnología de limpieza basada en la utilización de rayos láser que permite preservar el estado y calidad de las obras de arte recientemente restauradas. Tal y como señala el Dr. Madariaga: «El proyecto está resultando un auténtico éxito. Hemos recibido la aprobación de la Comisión Europea y existen grandes expectativas. Ahora es necesario comprobar y evaluar los procesos innovadores de conservación antes de pasar a solicitar la concesión de patentes para nuestras innovaciones». El proceso de evaluación supondrá someter las tecnologías y materiales modelo de muestra a duros ataques biológicos, químicos y foto-oxidativos para comprobar su estabilidad. Sólo si estos materiales y tecnologías consiguen superar las normas existentes en materia de eficacia y durabilidad se pasará a comprobar su eficacia en determinados objetos antiguos de papel previamente seleccionados. Una vez superada esa fase estos objetos formarán parte de una exposición que servirá como escaparate en el que se mostrarán los métodos utilizados para resolver los diferentes problemas a nivel de conservación. Si el proyecto se desarrollase con éxito ello podría suponer que una innumerable cantidad de obras de interés artístico y cultural podrían ser autorizadas por fin a pasar de estar almacenadas en depósitos especiales para su conservación a ser mostradas en las paredes de los museos de todo mundo para el placer de todos cuantos estén interesados en contemplarlas. El proyecto Papertech está financiado por el VI Programa Marco de la UE (VIPM) y colaboran en él socios de países mediterráneos como Italia, España, Francia, Portugal, Marruecos, Jordania y Egipto.