Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Reconstrucción del clima de los últimos dos mil años

La dendrocronología (la datación según los anillos anuales de los árboles) proporciona información esclarecedora sobre ciertos aspectos de las condiciones ecológicas en épocas pasadas, entre ellas el clima. Por medio del análisis de dichos anillos, un equipo internacional de i...

La dendrocronología (la datación según los anillos anuales de los árboles) proporciona información esclarecedora sobre ciertos aspectos de las condiciones ecológicas en épocas pasadas, entre ellas el clima. Por medio del análisis de dichos anillos, un equipo internacional de investigadores ha reconstruido el clima del norte de Europa durante los últimos dos mil años. Sus hallazgos, divulgados en la revista Nature Climate Change, revelan que la tendencia en el conjunto de este periodo ha sido de enfriamiento climático. Los autores, dirigidos por la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia (JGU) y procedentes de Finlandia, Alemania, Suiza y Reino Unido, midieron la densidad de los anillos de pinos subfósiles en Laponia (Finlandia) para reconstruir el clima remontándose hasta el año 138 a. C. «Concluimos que las temperaturas históricas calculadas con anterioridad en relación a la época romana y la Edad Media fueron inferiores a las reales», aseguró el primer firmante del trabajo, el profesor Jan Esper del Instituto de Geografía de la JGU. «Descubrimientos así poseen implicaciones para la política en materia de clima, ya que influyen en la percepción que se tiene de los cambios climáticos actuales si se cotejan con los períodos históricos cálidos.» ¿Es nuestro planeta más caliente en la actualidad que en tiempos romanos y medievales? La paleoclimatología dio a estos investigadores la oportunidad de comprobarlo. El análisis de testigos de hielo y sedimentos oceánicos sirve a los especialistas en la materia para formarse una imagen del pasado, pero los anillos de los árboles también revelan información determinante, y concretamente si las condiciones climáticas de hasta hace dos mil años eran cálidas o frías. En este estudio, los científicos midieron la densidad de los anillos de pinos subfósiles en la región nórdica mencionada para establecer la secuencia que necesitaban determinar. Según informan, puesto que las mediciones de dicha densidad guardan una relación estrecha con las temperaturas estivales en esta zona geográfica, al borde de la taiga nórdica (es decir, bosque boreal), les fue posible realizar una reconstrucción de las temperaturas de gran precisión. Afirman haber realizado una representación de gran resolución de los patrones térmicos en períodos cálidos como son la época romana y el medievo y señalan que durante las invasiones bárbaras y la Pequeña Edad del Hielo también hubo etapas frías. Su reconstrucción saca a relucir un enfriamiento de -0,3 grados centígrados por milenio debido a cambios graduales en la posición del Sol y también a un distanciamiento entre éste y la Tierra. «Esta cifra que hemos calculado podría parecer insignificante -aclaró el profesor Esper-, pero no es nada desdeñable si se compara con el calentamiento global, que hasta ahora es inferior a un grado centígrado. Nuestros resultados apuntan a que, probablemente, la reconstrucción climática a gran escala efectuada por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático infravaloró esta tendencia de enfriamiento a largo plazo ocurrida en los últimos milenios.»Para más información, consulte: Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia (JGU): http://www.uni-mainz.de/eng/ Nature Climate Change: http://www.nature.com/nclimate/index.html

Países

Suiza, Alemania, Finlandia