Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Cáncer: nuevo estudio sobre el tratamiento de tumores con metástasis

Un equipo internacional de investigadores ha realizado un estudio que podría conducir al desarrollo de tratamientos alternativos contra el cáncer, y dirigidos concretamente a células resistentes a la quimioterapia convencional. El equipo, cuyos integrantes proceden de Australi...
Cáncer: nuevo estudio sobre el tratamiento de tumores con metástasis
Un equipo internacional de investigadores ha realizado un estudio que podría conducir al desarrollo de tratamientos alternativos contra el cáncer, y dirigidos concretamente a células resistentes a la quimioterapia convencional. El equipo, cuyos integrantes proceden de Australia, Francia y Reino Unido, trabajó en estos tratamientos tras descubrir una molécula con propiedades novedosas contra el cáncer y la metástasis.

En un artículo publicado en Cancer Research se explica que esta molécula actúa no sólo sobre la multiplicación de las células, sino también sobre su movilidad y por tanto prevenir la formación de metástasis, es decir, tumores formados a partir de células que se han propagado desde un tumor primario.

Lamentablemente, la resistencia de los tumores limita considerablemente la eficacia de los tratamientos con quimioterapia y los procesos de metástasis constituyen la causa más frecuente de defunción entre quienes sufren de cáncer.

Cuando se puso en marcha este estudio, hace ya diez años, los científicos al cargo se propusieron descubrir y caracterizar una nueva molécula contra el cáncer y la metástasis.

Para ello emplearon una plataforma robótica de cribado de alto rendimiento mediante la que se evaluaron casi 30 000 moléculas. Una de ellas, la molécula Liminib (o Pyr1), poseía la tan buscada actividad sobre las células tumorales. Liminib es un inhibidor de la LIM quinasa (LIMK), el primero de este tipo en el que se descubren propiedades contra el cáncer.

El LIMK, sobreexpresado en el carcinoma invasivo (tumores glandulares o epiteliales malignos), supone una diana terapéutica relevante. Se sabe que esta quinasa regula la dinámica del esqueleto interno de la célula, integrado por una red de fibras, incluidos filamentos de actina y microtúbulos que permiten a las células moverse y multiplicarse, dos propiedades aprovechadas activamente por las células cancerosas.

La molécula Liminib impide la movilidad de las células y elimina la organización existente en el citoesqueleto de actina. Además propicia la estabilización de la red microtubular, de tal modo que interrumpe la función de reproducción de las células. Este mecanismo difiere del de los fármacos empleados actualmente en la quimioterapia, que además presentan numerosos efectos secundarios negativos.

Los experimentos in vitro realizados por los autores han mostrado que Liminib es tóxica para varias líneas de células cancerosas, incluidas algunas resistentes a la quimioterapia.

Así pues, se espera que estos prometedores resultados favorezcan el desarrollo de tratamientos alternativos para pacientes de cáncer para quienes la quimioterapia no resulte una opción viable.

Fuente: Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS), Delegación París Michel-Ange

Información relacionada

Países

  • Australia, Francia
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba