Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Situación del sistema de patentes en la UE

La DG XIII de la Comisión Europea ha publicado recientemente un estudio sobre la situación del sistema de patentes en la Unión Europea. El estudio, elaborado por un asesor externo en nombre de la Comisión Europea, forma parte de la serie de informes EIMS (observatorio europeo ...
La DG XIII de la Comisión Europea ha publicado recientemente un estudio sobre la situación del sistema de patentes en la Unión Europea. El estudio, elaborado por un asesor externo en nombre de la Comisión Europea, forma parte de la serie de informes EIMS (observatorio europeo de la innovación) y está vinculado al Libro Verde de la Comisión en materia de innovación.

Según dicho estudio, debido a la falta de una patente única europea y a que cada Estado miembro posee sus propias patentes, existe la posibilidad de que se produzca una fragmentación del mercado interno. El coste de garantizar la protección de patentes en cada Estado miembro constituye un obstáculo para las empresas que desean explotar su potencial de innovación; asimismo, la ausencia de mecanismos jurídicos y de una infraestructura judicial a nivel europeo tiene como resultado diferentes interpretaciones y aplicaciones del derecho de patentes. El estudio compara esta situación con la de Estados Unidos y Japón, países con un mercado equiparable al de la UE y que poseen un mecanismo de patentes y un marco jurídico unificados que permiten la protección en la totalidad de sus respectivos territorios.

La estructura existente en este sector en Europa está compuesta, por una parte, de la Convención Europea de Patentes (EPC, "European Patent Convention"), que incluye Estados no miembros de la UE, y, por otro lado, el acuerdo relativo a patentes comunitarias, que aún no se encuentra en vigor. Ambos documentos constituyen un marco jurídico complejo para aquellos que desean obtener la protección de patentes, y los dos están sujetos a jurisdicciones diferentes.

El estudio recomienda la adopción de "un sistema de patentes comunitario que sea verdaderamente operativo" y que pueda compararse al de sus dos competidores principales, Japón y Estados Unidos. Además, este sistema debería proporcionar un tratamiento no discriminatorio para los Estados no miembros de la UE. De conformidad con dicho sistema, los costes de protección de patentes en Europa se verían reducidos a un nivel comparable al de Estados Unidos y Japón (aunque los costes de traducción tendrán que ser considerados a la hora de fijar tarifas). El estudio también señala que, en Estados Unidos, las PYME se benefician de una reducción de un 50% en los costes de obtención de patentes, mientras que, en Europa, no existe ninguna reducción equiparable en virtud de la EPC.

Fuente: Comisión Europea, DG XIII
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba