Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Resultados del Consejo Europeo de Amsterdam - Junio de 1997

Los jefes de estado y de gobierno de los Estados miembros de la UE se reunieron en Amsterdam los días 16 y 17 de junio de 1997 con objeto de concluir negociaciones sobre la próxima fase de la integración europea. Estos debates llevaron finalmente a un acuerdo sobre un proyecto...
Los jefes de estado y de gobierno de los Estados miembros de la UE se reunieron en Amsterdam los días 16 y 17 de junio de 1997 con objeto de concluir negociaciones sobre la próxima fase de la integración europea. Estos debates llevaron finalmente a un acuerdo sobre un proyecto de tratado que tendrá repercusiones en muchos aspectos de la vida de los ciudadanos y las empresas de Europa. Este tratado ha de ratificarlo ahora cada Estado miembro.

Por lo que respecta a la investigación, el Consejo Europeo acordó que, en el futuro, la adopción de los Programas Marco de IDT de la Comunidad se realizasen en el Consejo por mayoría calificada en lugar de por unanimidad, como se ha venido haciendo hasta ahora. Este cambio, que había pedido el vizconde Davignon en su reciente evaluación quinquenal de la investigación de la Comunidad, permitirá asegurar que los Programas Marco reflejen mejor las prioridades de la Comunidad en materia de investigación y dejen de ser una colección de intereses nacionales y sectoriales.

Habida cuenta de que la ratificación del nuevo tratado por cada uno de los Estados miembros puede requerir hasta dos años, el V Programa Marco se debería adoptar y estar listo y funcionando para el momento de su entrada en vigor. Por consiguiente, la unanimidad será todavía la base jurídica que utilizará el Consejo para adoptar la Decisión sobre el Programa. Sin embargo, el vizconde Davignon ha propuesto que el Consejo, previendo la ratificación del tratado, podría actuar en sus deliberaciones sobre el V Programa Marco como si la norma de la votación por la mayoría calificada estuviera ya en vigor. En el otoño de 1997 se sabrá con mayor claridad si el Consejo adoptará esta vía.

En términos más generales, el Tratado de Amsterdam introducirá cambios en cuatro sectores principales. En primer lugar, los dirigentes acordaron crear progresivamente una "zona de libertad, seguridad y justicia", en la que los ciudadanos europeos podrán desplazarse libremente sin controles fronterizos y en la que algunas políticas, como las de inmigración, asilo y lucha contra la delincuencia, serán cada vez más comunitarias. En segundo lugar, se han introducido varios cambios con objeto de acercar la UE a sus ciudadanos. En este sentido el proyecto de tratado contiene medidas sobre el empleo, la política social, la protección del consumidor y la salud pública. El tratado incluye por primera vez el compromiso de que en todas las políticas de la UE se integrarán consideraciones sobre el medio ambiente. Asimismo, la UE tomará medidas encaminadas a aumentar la transparencia en sus procedimientos de adopción de decisiones. En tercer lugar, el nuevo tratado busca para la UE una política exterior más coherente y eficaz.

El cuarto aspecto objeto de cambios se refiere a las instituciones de la UE. Los cambios en los procedimientos de la UE, y en particular en el proceso de adopción de decisiones, son fundamentales antes de que los países candidatos de Europa central y oriental se conviertan en Estados miembros. Aunque en Amsterdam se acordaron algunos cambios, no se llegó a un acuerdo en varias cuestiones importantes y será necesario introducir nuevos cambios antes de que se pueda admitir ningún otro miembro. Entre los cambios acordados, cabe mencionar que el Parlamento Europeo tendrá poder de decisión conjunta en una mayor variedad de políticas, mientras que el número de procedimientos de adopción de decisiones se ha reducido a sólo tres. Este cambio contribuirá a lograr en la Comunidad unos procedimientos normativos más transparentes y fáciles de comprender.

Por último, el Consejo Europeo reconoció que en una Unión de 15 o más países no todos los Estados miembros desearían integrarse, o están en condiciones de hacerlo, en el mismo grado. Por consiguiente, los grupos mayoritarios de Estados miembros que deseen establecer una cooperación más estrecha tendrán ahora la posibilidad de hacerlo en el marco de la UE, en determinadas circunstancias.


Fuente: Consejo de la Unión Europea

Información relacionada

Programas

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba