Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Programa ESPRIT - Supervisión, análisis y evaluación

La Comisión Europea, DG III, ha publicado una visión de conjunto de recientes informes sobre supervisión, análisis y evaluación del programa Esprit que ofrece un esbozo de los diversos ejercicios realizados para la Comisión por expertos independientes a fin de pasar revista a ...
La Comisión Europea, DG III, ha publicado una visión de conjunto de recientes informes sobre supervisión, análisis y evaluación del programa Esprit que ofrece un esbozo de los diversos ejercicios realizados para la Comisión por expertos independientes a fin de pasar revista a las actividades del programa y que da cuenta de los aspectos más importantes de dichos informes.

Todos los años se realiza un ejercicio de supervisión de cada programa específico para determinar si los objetivos, prioridades y recursos disponibles son todavía adecuados a tenor de la situación cambiante. Sustentándose en estos informes de los programas específicos se compila un informe de supervisión global del Programa Marco.

Cada cinco años se hace un análisis, en relación con cada programa, de la investigación realizada durante ese periodo por la Comunidad. Este ejercicio, que se ocupa de la pertinencia de los objetivos y la eficacia y efectividad del programa, tiene un carácter más estratégico que el informe de supervisión anual. Seguidamente se compila un análisis global de un periodo de cinco años del Programa Marco ajustándose a los análisis del programa. Además, al concluir cada programa específico se compila una evaluación final para establecer una comparación entre los resultados alcanzados y los objetivos.

Los informes recientes del Esprit muestran claramente que, bajo el IV Programa Marco, el programa ha cambiado en lo que se refiere a ejecución, orientación y contenido. En particular, ahora integra I+D y medidas de adopción. De concentrarse inicialmente en dar apoyo al desarrollo de tecnología desplegado por la industria de suministro, el programa ha pasado ahora a ocuparse también de la adopción oportuna de nuevas tecnologías en todo el ámbito de la industria europea en general.

El Esprit ha desarrollado ahora una mayor capacidad de respuesta, con un programa de trabajo en constante revisión que se actualiza todos los años a través de consultas con la industria. Este programa se pone en práctica a través de frecuentes convocatorias de propuestas e instando continuamente a la implementación de medidas de adopción. Además, se lanzan convocatorias "temáticas" para hacer hincapié en cuestiones claves según van surgiendo, como por ejemplo la relativa al comercio electrónico. Por otra parte, el tiempo que lleva responder a las propuestas presentadas se ha reducido con la implementación de nuevos procedimientos, en particular el plan de evaluación en dos etapas que ahora se aplica a una serie de esferas del programa de trabajo. De hecho, los informes sobre el Programa Marco sugieren que los procedimientos introducidos en el Esprit podrían extenderse a otros programas específicos y que deberían adoptarse en el V Programa Marco.

El programa ha tenido éxito en particular en sus esfuerzos para que los usuarios participen en los proyectos, muchos de los cuales incluyen ahora colaboraciones muy fructíferas en cuanto a innovación entre usuarios y proveedores, en lugar de limitarse tan solo a la participación de estos últimos, como sucedía en el pasado. Esto viene a ilustrar la orientación que se ha dado al Esprit, dirigida ahora hacia una posición dictada por la demanda y centrada en el usuario, y alejada ya de un programa más favorable al suministro.


Fuente: Comisión Europea, DG III

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba