Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La comisaria Cresson se reúne con jóvenes europeos para tratar el futuro de los programas comunitarios

Un centenar de jóvenes europeos que han participado en programas comunitarios en los campos de la educación, la ciencia y la juventud han recibido una invitación para asistir a un foro en Bruselas, el 7 y 8 de octubre de 1997. El acontecimiento está organizado por iniciativa d...
Un centenar de jóvenes europeos que han participado en programas comunitarios en los campos de la educación, la ciencia y la juventud han recibido una invitación para asistir a un foro en Bruselas, el 7 y 8 de octubre de 1997. El acontecimiento está organizado por iniciativa de Edith Cresson, comisaria encargada de investigación, innovación, educación, formación y juventud, a fin de escuchar los puntos de vista de los jóvenes participantes acerca de la próxima serie de programas de la UE en esos sectores.

Edith Cresson explicó: "Queremos escuchar a los jóvenes europeos y hacerlos participar en la preparación de la próxima generación de programas comunitarios". Los 100 jóvenes van a tomar parte en talleres dedicados a los distintos programas en los que han intervenido y, a continuación, el 8 de octubre por la tarde, se va a celebrar una sesión abierta a la que va a asistir la comisaria. Durante la misma, los jóvenes tendrán la oportunidad de dialogar con Edith Cresson, de evocar sus experiencias y de expresar ideas y opiniones.

En total, más de 300.000 jóvenes europeos participan todos los años en un amplio surtido de programas comunitarios en los campos de la educación, la formación, la juventud y la ciencia/investigación. El foro va a reunir a jóvenes de entre 18 y 28 años de edad -de muy variada condición y procedentes de todos los Estados miembros (e incluso más allá)- que han tomado parte en esos programas. La actual serie de programas va a finalizar en el plazo de uno o dos años y la Comisión ya está preparando los que van a ocupar su lugar. Como parte de ese proceso, la comisaria desea consultar a los jóvenes participantes, refiriéndose tanto a sus experiencias en los programas actuales como a sus ideas y propuestas para los futuros. "Estos programas les conciernen en forma directa", dijo, "y la Comisión debe escuchar lo que piensan."

Una encuesta de opinión realizada entre 100 participantes puso de manifiesto que el 82% sentía que había alcanzado los objetivos que se había propuesto al iniciar el programa y el 83% juzgó su experiencia europea como un factor positivo en su futuro profesional. Si bien la encuesta indica una excelente apreciación general, la reunión de Bruselas se ha concebido para que los jóvenes puedan expresar observaciones y reflexiones cualitativas en mayor profundidad. El foro va a dar a la Comisión valiosa información acerca de las actividades que han resultado fructíferas y le ayudará a comprender mejor las exigencias y las necesidades de la gente joven, aparte de oir sus sugerencias para futuras iniciativas. De ese modo, al preparar la nueva serie de programas, la Comisión estará en mejores condiciones para responder a las expectativas de las generaciones venideras.

El programa SOCRATES permite a alrededor de 170.000 alumnos secundarios y universitarios pasar un periodo de estudio en el exterior todos los años. El LINGUA, que es también parte del SOCRATES, respalda anualmente el aprendizaje de idiomas de unos 80.000 jóvenes. Y, en la esfera de la formación profesional y del aprendizaje, unos 50.000 se benefician todos los años dentro del ámbito del LEONARDO DA VINCI. Fuera de la educación formal, el programa "Juventud para Europa" apoya una gran variedad de proyectos que permiten a la gente joven, en particular a aquellos en situación menos favorecida, participar en actividades fuera de sus países de origen. Por intermedio del Servicio Voluntario Europeo, que se lanzó como acción piloto en 1997, los jóvenes pueden participar en tareas que contribuyen al bien de la sociedad fuera de sus propios países.

Todos los años, varios miles de jóvenes científicos obtienen becas Marie Curie para realizar investigaciones en laboratorios de otras naciones europeas, en el marco del programa Formación y movilidad de los investigadores (FMI). Al Centro Común de Investigación (JRC) -las instalaciones que son propiedad de la Comisión y que comprenden siete institutos separados de investigación- acuden anualmente alrededor de 150 de esos becados, con frecuencia permitiéndoles finalizar sus tesis de doctorado.

Uno de los fundamentos de los programas de la UE en las esferas de la educación, la ciencia y la juventud es fomentar el movimiento de la gente joven en toda la UE, ya sea estudiando o realizando investigaciones en otros países europeos, obteniendo experiencia de trabajo en empresas europeas o participando como voluntarios en otros países. Gracias a los programas, los jóvenes tendrán mejor acceso a la formación y al empleo, al ser partícipes en la construcción de una Europa de conocimientos, de solidaridad y de ciudadanía.

A continuación se reproducen algunos de los comentarios de los participantes acerca de sus experiencias....

"Una temporada en el exterior es una rica experiencia cultural y personal... y te hace eliminar todo tipo de prejuicio".

"Conocí a jóvenes de otros países y vi cómo vivían y estudiaban."

"Mi experiencia va a tener consecuencias positivas a la hora de buscar trabajo. Me siento privilegiado de haber tenido este tipo de oportunidad."

"El hecho de haber trabajado en el exterior causó una impresión favorable entre posibles empleadores."

"Se deben ampliar las posibilidades de la gente joven en cuanto a participar en programas comunitarios, porque es una experiencia singular que causa un gran impacto."

"He seguido trabajando en intercambios juveniles porque me he dado cuenta de la importancia de poder conocer a otros jóvenes europeos."

"Siempre tuvimos la impresión de que Europa estaba lejos de Inglaterra, pero después de nuestro intercambio con Francia nos dimos cuenta de todo lo que tenemos en común."

"Estos intercambios realmente dan la sensación de pertenecer a una misma gran comunidad, si bien quiero aprender más acerca de lo que nos distingue."

"El ser un estudiante de TEMPUS ayuda a crear otro pequeño vínculo entre los países de Europa Central y Oriental y la UE"....."Significa tener la curiosidad de ir a otro país a aprender..."


Fuente: Comisión Europea, Centro Común de Investigación

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba