Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Proyecto EUREKA para el perfeccionamiento de submarinos autómatas totalmente autónomos

Mediante un proyecto apoyado por la iniciativa EUREKA continúa perfeccionándose un vehículo para exploración submarina totalmente autónomo que se había demostrado por primera vez como parte de un proyecto financiado por el programa Ciencia y Tecnología Marinas (MAST) de la Com...
Mediante un proyecto apoyado por la iniciativa EUREKA continúa perfeccionándose un vehículo para exploración submarina totalmente autónomo que se había demostrado por primera vez como parte de un proyecto financiado por el programa Ciencia y Tecnología Marinas (MAST) de la Comunidad.

Los institutos de investigación y las compañías que participan en el proyecto EUROMAR-STIRLING AUV se proponen ser los primeros en realizar un submarino autómata de autonomía total. El vehículo MARTIN 2000 en el cual trabajan se basa en el prototipo MARTIN 100, desarrollado en el marco del proyecto MAST. El MARTIN 100, de accionamiento por batería, podía trabajar a profundidades de 100 metros y a 2 km de distancia del buque nodriza. La batería tenía duración suficiente para que el buque recorriera 70 km sin recargas.

El MARTIN 2000 será equipado con un motor Stirling, que le permitirá trabajar a profundidades de 200 metros, recorrer 500 km sin repostar y funcionar 55 horas sin interrupción. La clave del proyecto es el motor Stirling, provisto de un quemador externo que calienta gases tales como aire o helio en un cilindro herméticamente cerrado. La fuerza impulsora es generada por la presión de la expansión y contracción del gas. La unidad motriz y el generador van encerrados herméticamente en un alojamiento, lo cual permite reducir al mínimo las vibraciones y el ruido.

El vehículo se controlará mediante un enlace de datos ultrasonidos y, en condiciones favorables, será capaz de funcionar a 10 km del buque nodriza. Cinco ordenadores de a bordo y una mezcla de sistema de determinación de la posición y navegación por inercia lo dotarán de inteligencia para navegar sin entradas de información de operador.

Las pruebas en el mar del MARTIN 2000 deberán concluirse en 1999, tras lo cual, ese mismo año, se sacará un modelo de producción. Entre sus aplicaciones posibles figuran la inspección de tuberías, cables y otras instalaciones submarinas, estudios oceanográficos, obtención de muestras del fondo marino, búsqueda e incursiones en zonas peligrosas.


Fuente: Secretariado EUREKA

Información relacionada

Programas

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba