Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La postura estadounidense con respecto al cambio climático: reacción por parte de la comisaria de medio ambiente

La Sra. Ritt Bjerregaard, comisaria europea encargada de medio ambiente, ha expresado su desencanto ante la postura de Estados Unidos con respecto al cambio climático. El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, explicó la postura de su país en un discurso pronunciado el 26...
La Sra. Ritt Bjerregaard, comisaria europea encargada de medio ambiente, ha expresado su desencanto ante la postura de Estados Unidos con respecto al cambio climático. El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, explicó la postura de su país en un discurso pronunciado el 26 de octubre de 1997. Aunque reconoció la necesidad de actuar, la contribución norteamericana a este debate no ha respondido a las expectativas.

Ante la postura de Estados Unidos, la Sra. Bjerregaard afirmó: "El bajísimo nivel de ambición de Estados Unidos resulta decepcionante. Esta no es una respuesta adecuada a los problemas mundiales que presenta el cambio climático". La comisaria Bjerregaard también recalcó que "en la Convención sobre el cambio climático, tal y como se adoptó en la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro en 1992, se recomienda que los países industrializados estabilicen para el año 2000 sus emisiones a los niveles que existían en 1990. La intención de Estados Unidos de alcanzar este objetivo en el año 2010 supone, por tanto, un paso significativo en la dirección equivocada. La conferencia de Kyoto tiene como finalidad establecer unos objetivos de emisión que sean de obligatoriedad jurídica y debería constituir una avance con respecto a la Convención. Sin embargo, Estados Unidos está tratando de debilitarla en gran medida (pese a que este país es responsable de aproximadamente el 25% de las emisiones de gases con efecto invernadero)".

La comisaria Bjerregaard también hizo referencia a la resolución adoptada por la Unión de Científicos Preocupados ("Union of Concerned Scientists") que fue presentada al presidente Clinton el 30 de septiembre de 1997 en una cumbre científica sobre el cambio climático. Estos son algunos ejemplos del tono empleado en la resolución: "El recalentamiento global supone un peligro muy grave y es necesario actuar inmediatamente". "Sólo existe una opción responsable: tomar medidas urgentes". "Los líderes mundiales deben prestar la mayor atención posible". La comisaria Bjerregaard reiteró su apoyo a esta declaración histórica, alcanzada por consenso, e instó a todas las partes de la Convención a "analizar en profundidad y respetar estos consejos científicos sobre las consecuencias catastróficas del recalentamiento global causado por los seres humanos".

Descartó las acusaciones anteriores que calificaban la postura de la UE de "injusta", "demasiado ambiciosa" o "poco realista". También mencionó específicamente la comunicación sobre cambio climático adoptada por la Comisión el 1 de octubre en la que se indica "que la postura negociadora comunitaria de reducir en un 15% las emisiones de los tres gases con efecto invernadero es factible desde un punto de vista técnico y económico". La comisaria añadió que "puede y debe llevarse a cabo si existe la voluntad política necesaria. Esta es la postura de la UE. Que nadie me diga que otros países industrializados no pueden hacer otro tanto".

La Sra. Bjerregaard recalcó la necesidad de alcanzar un resultado en Kyoto, aunque señaló que "Estados Unidos se encuentra ahora mismo en una situación difícil al no haber observado su obligación, en virtud de la Convención, de estabilizar para el año 2000 las emisiones de los gases con efecto invernadero a los niveles que existían en 1990". Por último, la comisaria Bjerregaard mencionó la intervención del presidente Clinton durante la segunda Cumbre de la Tierra, celebrada en Nueva York en junio de este año, en la que elogió la postura de la UE y afirmó: "En la conferencia de Kyoto de diciembre Estados Unidos mostrará su determinación de alcanzar unos límites realistas y vinculantes jurídicamente que sirvan para reducir significativamente nuestras emisiones de gases con efecto invernadero".


Fuente: Comisión Europea, Servicio del Portavoz

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba