Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Evaluación del plan piloto de "Capital de lanzamiento" de la Comisión (1989-1996)

En una evaluación externa del plan piloto de "Capital de lanzamiento" de la Comisión, correspondiente al período de 1989 a 1996, se ha llegado a la conclusión de que ha contribuido positivamente al entorno financiero de las empresas europeas.

En el marco de dicho plan, entre ...
En una evaluación externa del plan piloto de "Capital de lanzamiento" de la Comisión, correspondiente al período de 1989 a 1996, se ha llegado a la conclusión de que ha contribuido positivamente al entorno financiero de las empresas europeas.

En el marco de dicho plan, entre 1990 y 1993 se crearon 23 fondos, contribuyendo la Comisión a cada uno de ellos con un anticipo reembolsable del 50% de sus costos operativos durante cinco años. Un total de 15 de los fondos, situados en regiones que reunían las condiciones necesarias, recibieron fondos adicionales a través del Centro del Comercio y la Innovación de su zona.

La evaluación destacó la pequeña escala de la inversión de capital de lanzamiento en Europa en comparación con los Estados Unidos: Entre 1991 y 1995 sólo se dedicaron 33 millones de ecus a inversiones en capital de lanzamiento y de fases iniciales, en comparación con los 115 millones de ecus anuales de los Estados Unidos. Mientras que en Europa sólo hay 40-50 fondos especializados en el capital de lanzamiento, en los Estados Unidos son unos 250.

En la evaluación se ha puesto de manifiesto la dificultad de definir el término "capital de lanzamiento" y se han destacado dos tipos distintos de fondos: los fondos privados, con una orientación puramente comercial, y los fondos locales o regionales, más pequeños, cuyo objetivo es el desarrollo y la creación de empleo locales. El riesgo enormemente alto que representan las inversiones en capital de lanzamiento limita el interés del sector privado, siendo un problema importante lograr un rendimiento suficiente de la inversión sin poner en peligro la supervivencia de la empresa.

Hubo consenso general en el sentido de que el plan de la Comisión había tenido un efecto positivo sobre el entorno financiero de las empresas durante la puesta en marcha, en cuanto a creación de empresas y generación de empleo. En particular, parece que la mayoría de los 23 fondos no se habrían establecido sin la ayuda de la Comisión. Cuando se compara el número de puestos de trabajo estables creados con el funcionamiento de los programas en el marco de los fondos estructurales, el plan resulta muy positivo.


Fuente: Comisión Europea, DG XXIII
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba