Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El impacto de la moneda única - La Comisión insta a las PYME a prepararse

La introducción de la moneda única europea, el euro, está prevista para el 1 de enero de 1999, substituyendo los nuevos billetes y monedas a partir de enero de 2002 a las monedas nacionales. Con el fin de ayudar a los ciudadanos y compañías europeos a hacer frente a los cambio...
La introducción de la moneda única europea, el euro, está prevista para el 1 de enero de 1999, substituyendo los nuevos billetes y monedas a partir de enero de 2002 a las monedas nacionales. Con el fin de ayudar a los ciudadanos y compañías europeos a hacer frente a los cambios, la Comisión Europea ha creado diversos servicios de información.

El cambio al euro afectará a una amplia gama de aspectos en el campo de los negocios, incluidos contabilidad, comercialización, soporte informático, banca, apoyo jurídico y administración. A la Comisión le preocupa que las PYME no estén tan preparadas para el cambio como lo están las compañías grandes. En particular, la Comisión pone de relieve que es necesario pensar que se trata de algo más que un cambio técnico, con consecuencias estratégicas más amplias para las PYME, incluidas aquellas que no comercian fuera de su propio país.

La Comisión está instando a todas las PYME a que comiencen a prepararse para el cambio, si bien los países que van a ingresar en la zona del euro en enero de 1999 no se establecerán hasta que no se realice una reunión especial del Consejo Europeo a principios de mayo de 1998. A nivel europeo, la Comisión se está concentrando en una campaña de información, encargándose organizaciones tales como los Centros EuroInfo, cámaras de comercio y bancos de facilitar a nivel local un amplio asesoramiento sobre los preparativos. La Comisión ha propuesto un plan relativo al cambio para las PYME proyectado para ayudarlas a planificar. Comenzando con la creación de un "grupo de trabajo sobre el euro", que reúne a representantes de todos los departamentos de una compañía, el plan comprende las siguientes etapas:

- Determinación de las repercusiones principales en cada función de la empresa y la creación de un inventario/lista de comprobación de las posibilidades que se requieren. (Posiblemente incluya la creación de grupos operativos para problemas específicos);

- Recreación de situaciones hipotéticas del cambio (por ejemplo utilización rápida frente a utilización retrasada del euro) que incluya presupuestos y un calendario de acciones. Las compañías deberían procurar beneficiarse de esta "auditoría de sistemas" completa descartando para ello los sistemas ineficaces y anticuados, buscando sinergias y tratando de incorporar en proyectos existentes los requisitos impuestos por el euro. Podrían además considerar la posibilidad de incluir los requisitos del euro en sus programas normales de mantenimiento o inversión de capitales, por ejemplo cerciorándose de que equipo nuevo tal como cajas registradoras es adecuado para el euro;

- La divulgación, por toda la compañía y a todos los niveles, de las acciones propuestas por la compañía;

- Implementación gestionada, por toda la compañía, de estas acciones.

La Comisión ha creado un servicio en la World Wide Web para suministrar a los ciudadanos y compañías europeos información sobre todos los aspectos del cambio al euro, servicio que se encuentra en:

http://europa.eu.int/euro/


Fuente: Comisión Europea

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba