Skip to main content

Linking Climate and Development Policies - Leveraging International Networks and Knowledge Sharing

Article Category

Article available in the folowing languages:

Políticas climáticas y de desarrollo coordinadas para una mayor aceptación e impacto

Es bien sabido que el desarrollo sostenible y la acción climática son dos extremos de un mismo espectro. Sin embargo, su compleja interrelación todavía no se ha materializado en el diseño de políticas coordinadas sustentadas por una investigación científica específica. CD-LINKS tiene por objetivo cubrir esta laguna con una extensa investigación internacional y con el desarrollo de vías hacia unas bajas emisiones de carbono.

Cambio climático y medio ambiente

El proyecto CD-LINKS (Linking Climate and Development Policies – Leveraging International Networks and Knowledge Sharing) estudió en particular las interacciones entre las políticas climáticas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para destacar los posibles beneficios secundarios de una formulación de políticas coordinadas. Entre 2015 y 2019, el equipo del proyecto combinó la investigación sobre ambas cuestiones para reforzar la formulación de políticas basadas en pruebas. «Nuestro trabajo es de crucial importancia», comenta Volker Krey, vicedirector del programa de energía del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (Austria). «Una política de mitigación del cambio climático bien diseñada puede beneficiar de forma colateral y considerable a una amplia variedad de prioridades de desarrollo, aunque también puede conllevar desventajas si no se gestiona correctamente». Para evitar que esto ocurra, el proyecto reunió a grupos de investigación de la Unión Europea, evidentemente, pero también de Brasil, China, India, Japón, Rusia y Estados Unidos. Juntos, analizaron empíricamente los efectos de las políticas actuales y anteriores centradas en el clima o la energía. Caracterizaron diseños de políticas que recogen debidamente las contrapartidas y desarrollaron vías nacionales, pero coherentes a escala mundial, hacia unas bajas emisiones de carbono. Por último, revisaron los planes de acción y los compromisos internacionales.

Unos resultados esclarecedores

El equipo obtuvo numerosos logros, como por ejemplo una mejor comprensión de la relación entre los objetivos de acción climática y los ODS, y la constatación (mientras estudiaban diecisiete políticas climáticas y energéticas mundiales) de que las instancias decisorias a menudo no tienen en cuenta políticas complementarias para reforzar las sinergias o reducir las contrapartidas. Para superar este problema, el proyecto propone un nuevo marco basado en la complementariedad, la transparencia y la adaptabilidad para mejorar la formulación de políticas con múltiples objetivos. Además, el proyecto ofrece interesantes estadísticas sobre las acciones actuales. Por ejemplo, el equipo descubrió que las políticas climáticas nacionales aplicadas actualmente tan solo reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 5 % para 2030. La mayoría de los países no están avanzando al ritmo necesario para alcanzar sus propias contribuciones determinadas a nivel nacional y la reducción global de las emisiones de GEI que se obtendría con tales contribuciones no permitiría al mundo mantener el calentamiento global por debajo de 2 °C.

Creciente influencia

Una parte fundamental del proyecto fue la divulgación; de hecho, el equipo incluso facilitó información para evaluaciones internacionales ampliamente conocidas, como el Informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIECC) sobre el calentamiento global de 1,5 °C y el Informe sobre la disparidad en las emisiones del PNUMA. Tal como él mismo admite, a Krey le sorprendió la atención que había captado el proyecto entre las partes interesadas. «Cuando me encontraba en el pleno de aprobación del informe especial del GIECC, en el que participé como apoyo científico para una delegación gubernamental, se me acercó un delegado que no estaba al tanto de mi participación en CD-LINKS. Me dijo que se debería utilizar la investigación sobre la interacción entre una política climática ambiciosa y los objetivos de sostenibilidad generales de un proyecto llamado "CD-LINKS", o una similar, para respaldar algunas de las declaraciones presentadas para su aprobación», explica. Tales encuentros quizá se vuelvan más frecuentes según aumentan las publicaciones relacionadas con CD-LINKS, incluida una reciente en la prestigiosa revista «Nature Communications» sobre la reducción de emisiones que se espera alcanzar con las políticas actuales y las contribuciones determinadas a nivel nacional. El equipo ha desarrollado diversas herramientas en línea interactivas que facilitan el acceso a las vías de desarrollo con bajas emisiones de carbono del proyecto para investigadores y analistas políticos, mientras que, por otro lado, un nuevo proyecto de Horizonte 2020 llamado ENGAGE ya aprovecha de la investigación de CD-LINKS. «Espero que el proyecto contribuya a reforzar la formulación de políticas basada en pruebas. Evidentemente, es un proceso que llevará muchos años, por no decir decenios, y un único proyecto tan solo puede contribuir hasta cierto punto. No obstante, sería aconsejable orientar todo el proceso político hacia este nuevo rumbo», concluye Krey.

Palabras clave

CD-LINKS, acción climática, coordinación, formulación de políticas, vías

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación