Skip to main content

EnduroSat provides innovative space communication satellite solutions.

Article Category

Article available in the folowing languages:

Comunicación a tierra desde minisatélites más barata

El proyecto europeo InnoSpaceComm contribuyó a inaugurar una estación terrestre en Bulgaria para que los CubeSats puedan transmitir y recibir datos espaciales por poco precio. También ofreció a jóvenes europeos la posibilidad de obtener experiencia práctica en materia de comunicación espacial.

Espacio

Los satélites han evolucionado enormemente desde que en 1957 se lanzara al espacio el Sputnik 1. Hoy en día ni siquiera es necesario formar parte de una agencia espacial para poner uno en órbita y algunos minisatélites cuestan menos que un apartamento en la mayoría de las ciudades europeas. Pero qué sentido tiene lanzar uno si la recuperación de la información es prohibitivamente cara. InnoSpaceComm se propuso solventar este problema y ayudó al fabricante de minisatélites búlgaro EnduroSat a construir una estación terrestre en su país de origen y una infraestructura de comunicación innovadora para reducir el coste de la comunicación desde el espacio hasta la Tierra. «De este modo se ofrece un acceso al espacio sin precedentes para muchos empresarios europeos, pequeñas y medianas empresas e institutos educativos y de investigación», afirma el Sr. Raycho Raychev, director ejecutivo de EnduroSat. «Podrán dedicarse directamente a aplicaciones y servicios de datos y mejorar la sociedad europea». EnduroSat, la única empresa dedicada a los satélites de Bulgaria, revolucionó el mercado de los CubeSats—satélites hexaédricos de tamaños desde 10 centímetros cúbicos—, al lograr una reducción de los costes desde 100 000 euros a 35 000 gracias a las propuestas de ingeniería, diseño y producción de la propia empresa. En su sitio web, es posible realizar un pedido de un CubeSat y configurarlo para que cuente con componentes determinados como antenas, módulos de comunicación, paneles solares, ordenadores de a bordo, módulos de energía y carga útil (instrumentos científicos). Muchos de sus clientes los emplean para funciones de observación de la Tierra, experimentos científicos y aplicaciones de Internet de los Objetos. Pero EnduroSat se percató de que el principal obstáculo para las misiones de pymes y equipos científicos era la dificultad y los costes de descargar y transmitir grandes cantidades de datos tras el lanzamiento de los satélites. Las redes terrestres previas de Europa cobran más de 50 000 euros mensuales para transferir los datos. «El crecimiento exponencial en la demanda de datos global precisa de un método nuevo de comunicación espacio a Tierra desde los satélites en órbita terrestre baja que permita ampliar la transmisión de datos», confirma el Sr. Raychev. Ingenieros del proyecto InnoSpaceComm desarrollaron módulos de comunicación satelital compatibles con el estándar CubeSat y los enlazó con una nueva estación inaugurada en Plana Teleport (Bulgaria) mediante un control de misión digital respaldado por tres ingenieros a jornada completa. Los módulos emplean comunicaciones de banda X espacio a tierra de alta velocidad a una velocidad superior a los 50 Mbps. De este modo redujeron el coste de la transmisión de datos a menos de 100 euros por GB. Los clientes pueden contratar y planificar el seguimiento de sus satélites mediante un sistema en línea creado para tal fin. EnduroSat ultima ahora los preparativos para comercializar el servicio de datos espaciales. Los desarrolladores también crearon un «Módulo Espacial de Demostración» para escuelas y universidades europeas con el que ofrecer a los estudiantes un medio con el que obtener experiencia práctica en comunicación con satélites en órbita y conocer cómo funcionan los módulos de radiosatélite profesionales. Cualquiera puede acceder a la herramienta de formación virtual Spaceport, la cual cuenta con vídeos educativos. «Esperamos servir de inspiración a la nueva generación de científicos, ingenieros y empresarios espaciales de Europa», concluye el Sr. Raychev. Desde el Sputnik 1, más de 40 países han lanzado unos 8 100 satélites. En enero de 2019, había todavía 5 000 satélites en la órbita terrestre, 1 950 de los cuales se encuentran aún en servicio. A esta cifra se sumaron el año pasado 280 NanoSats adicionales. Para 2025 se lanzarán más de 2 800 y, gracias a InnoSpaceComm, los pequeños operadores europeos podrán sumarse a esta aventura.

Palabras clave

InnoSpaceComm, comunicación espacial, estación terrestre, minisatélites, CubeSat, empresarios espaciales

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación