Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un método sostenible para tratar los efluentes de los procesos de fabricación

Los tratamientos de acabado y recubrimiento de componentes metálicos generan en Europa más de 300 000 toneladas de residuos. Un equipo de científicos financiado por la Unión Europea desarrolló un método novedoso para tratar las aguas residuales industriales que permite recuperar metales valiosos y generar energía y agua limpia.
Un método sostenible para tratar los efluentes de los procesos de fabricación
La industria del tratamiento de superficies metálicas y plásticas aplica sus procesos sobre dichas superficies para hacerlas más resistentes e inmunes al desgaste. No obstante, los efluentes generados por estos tratamientos están contaminados con aceites, grasas, materiales orgánicos, sales y metales pesados.

Cada año, los tratamientos de acabado y recubrimiento de componentes metálicos producen más de 300 000 toneladas de residuos peligrosos y consumen más de 100 millones de metros cúbicos de agua. La exigente legislación europea y el coste creciente del agua y de los vertidos empujan a la industria a buscar mejores tratamientos para sus efluentes.

A partir del proyecto ECOWAMA (Eco-efficient management of water in the manufacturing industry), dotado de financiación europea, se desarrolló un método de tratamiento de aguas residuales novedoso que combina el tratamiento de efluentes con la recuperación de agua limpia, metales valiosos y energía.

El método diseñado por este equipo de investigadores consiste en un proceso de bucle cerrado rentable y sostenible, en el que no se utilizan productos químicos. En este sistema innovador se aprovecha el hidrógeno producido durante el tratamiento para alimentar celdas de combustible que generan electricidad. Así se reduce la demanda energética —y las emisiones de dióxido de carbono— de todo el proceso.

En los pretratamientos y postratamientos se eliminan aceites y grasas y se reduce la conductividad. Asimismo, mediante un nuevo proceso de concentración de las aguas residuales, se separan los metales pesados del efluente y se reducen a un estado solidificado de alta pureza.

Con el método de tratamiento desarrollado en el marco del proyecto ECOWAMA se reducirá el consumo de agua, aumentará la eficiencia, se evitará el empleo de productos químicos peligrosos y se podrán recuperar materiales valiosos. El éxito de esta iniciativa promoverá también la aceptación y mayor aplicación del tratamiento electroquímico y físico de las aguas residuales en la industria del tratamiento de superficies.

Información relacionada

Palabras clave

Fabricación, efluentes, aguas residuales, tratamiento de superficies, metales pesados, ECOWAMA
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba