Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Fotocatalizadores para la limpieza de terrenos en Vietnam

Los pesticidas y herbicidas, de uso generalizado en todo el mundo, pueden persistir en el medio ambiente y contaminar el agua potable y de riego con compuestos orgánicos tóxicos. Un ejemplo de ello es Vietnam, donde los herbicidas y las dioxinas que se utilizaron durante la guerra de Vietnam se han incorporado al ciclo del agua y hoy son posiblemente causa de cánceres y anomalías en recién nacidos.
Fotocatalizadores para la limpieza de terrenos en Vietnam
La fotocatálisis representa una de las maneras más baratas y efectivas de eliminar los contaminantes orgánicos tóxicos: tan sólo se necesita oxígeno y la luz del sol. En la actualidad, las aplicaciones prácticas de la técnica son escasas debido a las bajas velocidades de degradación fotocatalítica y los altos costes asociados con la construcción del fotorreactor.

El proyecto financiado con fondos europeos 4G-PHOTOCAT (Fourth generation photocatalysts: nano-engineered composites for water decontamination in low-cost paintable photoreactors) ha desarrollado una nueva generación de fotocatalizadores de nanoingeniería y coste económico para la descontaminación de agua mediante la acción de la luz solar. El consorcio conjugó la pericia de siete socios académicos y tres industriales procedentes de cinco Estados miembros de la UE y dos países del Sudeste Asiático.

Los fotocatalizadores desarrollados en el marco del proyecto consistieron en partículas de dióxido de titanio unidas con catalizadores redox nanoestructurados basados en elementos baratos y fácilmente disponibles. Se usaron en forma de pintura, para poder aplicar eficazmente capas fotoactivas a distintas superficies. Esos fotorreactores aplicables a modo de pintura servirán como dispositivos de bajo coste para la descontaminación mediada por la luz solar del agua potable y de riego eliminando contaminantes orgánicos persistentes (COP) altamente tóxicos.

Estos fotorreactores «pintados» de bajo coste se utilizarán para la eliminación de COP con la luz solar en zonas rurales remotas de Vietnam y otros países. El objetivo es mejorar la salud de personas desfavorecidas, con pocos recursos, que viven en zonas afectadas por la sobreutilización de herbicidas y otras sustancias orgánicas tóxicas.

Los fotocatalizadores desarrollados por los miembros del proyecto pueden tener también otras aplicaciones fotocatalíticas, como la depuración del aire o la producción de combustibles a partir de energía solar. El trabajo tendrá asimismo un gran impacto en la nanotecnología en general, incluidas las áreas de catálisis, salud, medio ambiente, energía y transporte. No es de sorprender que las previsiones indiquen que el mercado para aplicaciones fotocatalíticas experimentará un boom en los próximos diez años.

Además, las redes de cooperación establecidas en el marco del proyecto representan un foro para el intercambio científico y la colaboración a largo plazo entre investigadores, entidades del sector privado, pymes y países de la UE y ANSEA, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático. Ello ha incluido visitas de intercambio científico a corto plazo y financiación para cuarenta y ocho investigadores noveles, quienes han disfrutado de la oportunidad de visitar los laboratorios de otros socios para acumular experiencias de gran valor.

Información relacionada

Palabras clave

Vietnam, fotocatalizadores, fotorreactor, 4G-PHOTOCAT, dióxido de titanio, contaminantes orgánicos persistentes, Asociación de Naciones del Sudeste Asiático
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba