Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Mejorar las predicciones sobre el impacto del cambio climático

Un estudio de la Unión Europea abordó los puntos débiles de diferentes modelos de evaluación integrados (MEI) a la hora de predecir las repercusiones económicas derivadas del cambio climático. El proyecto puso de manifiesto la existencia de múltiples aspectos inciertos sobre los efectos en diversas regiones y desarrolló técnicas más precisas para la elaboración de modelos.
Mejorar las predicciones sobre el impacto del cambio climático
El empleo de los MEI en el dominio de las ciencias medioambientales y atmosféricas ha sido muy habitual desde la década de los años ochenta. No obstante, los modelos presentan numerosas imperfecciones – entre las que se incluyen unas funciones sobre daños demasiado simples – que incrementan el grado de imprecisión relativo al impacto derivado del cambio climático.

El proyecto «Climate change impacts – Economic modelling and assessment» (CLI-EMA), financiado por la UE, se centró en solventar las deficiencias de los MEI. La iniciativa, a cargo de un único miembro, tuvo una duración de tres años, hasta abril de 2014. Tras comenzar con una revisión bibliográfica, el trabajo se planificó para incorporar los hallazgos actuales a modelos más detallados sobre los efectos del cambio climático. Uno de los objetivos consistía en predecir de manera precisa los daños resultantes de este fenómeno en el futuro. El equipo también se proponía ofrecer un MEI revisado con el que realizar análisis coste-beneficio relacionados con la estabilización de los gases de efecto invernadero a un nivel relativamente bajo.

La labor del proyecto redundó en contribuciones sustanciales como puedan ser estimaciones referentes al impacto del cambio climático sobre la agricultura en Brasil, Europa, Italia y Estados Unidos. En el estudio también se analizaron indicios de la existencia de ciertos umbrales climáticos que, de sobrepasarse, podrían causar estragos en la agricultura. Además, el proyecto fue el primero en determinar las repercusiones del cambio climático sobre los incentivos migratorios para las regiones rurales de África sirviéndose de métodos transversales.

Entre otros resultados relevantes se incluye una serie de documentos en los que se describen las siguientes conclusiones: los modelos relativos al impacto del cambio climático sobre la economía agraria que se centran en el control de las temperaturas y las precipitaciones estacionales medias resultan superiores a los que emplean el parámetro de grados-días. El valor del suelo en Estados Unidos no se vería afectado por un colapso súbito si se alcanzara una temperatura límite, sino que se reduciría de manera gradual a medida que ésta subiera. La agricultura brasileña podría verse seriamente perjudicada por el cambio climático debido al uso reciente de variedades de remolacha azucarera resistentes al calor que, pese a incrementar la productividad, también aumentan la vulnerabilidad frente al mismo en términos generales.

Europa podría sufrir pérdidas agrícolas que serían más graves en los países del sur, mientras que los del norte podrían verse beneficiados por el cambio climático. Los patrones de migración en las zonas rurales de Nigeria y Ghana se verían afectados levemente. Con respecto a los escenarios climáticos a niveles regionales, la incertidumbre es significativa debido a que los datos disponibles podrían no reflejar todas las posibilidades ni la complejidad real de las diferentes hipótesis.

Dado el conjunto de factores inciertos mencionado, los novedosos métodos de investigación y las nuevas previsiones de impacto fruto del proyecto podrían ser de ayuda para investigadores y responsables de la formulación de políticas.

La labor de CLI-EMA ha fructificado en una elaboración de modelos más precisos sobre las repercusiones agrícolas y económicas del cambio climático.

Información relacionada

Palabras clave

Modelos de evaluación integrados, repercusiones económicas, cambio climático, elaboración de modelos económicos
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba