Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Software para vehículos sin conductores

Un equipo de investigadores financiados por la Unión Europea ha desarrollado software para controlar y coordinar vehículos autónomos. Los módulos permiten comunicar grupos de vehículos con una centralita, lo que facilita que se desplacen de forma fluida entre el tráfico y que se mantengan las distancias de seguridad.
Software para vehículos sin conductores
Los vehículos sin conductor, también conocidos como vehículos autónomos, se han propuesto como una solución a los problemas relacionados con la densidad del tráfico y la seguridad vial. Estos vehículos requieren, en primer lugar, sistemas efectivos de control de software y de toma de decisiones.

El proyecto «Decisions and behaviors for cognitive automobiles research» (DBCAR), financiado con fondos europeos, tenía por finalidad desarrollar un sistema que permitiese a grupos de varios vehículos coordinar sus trayectorias. El objetivo de esta coordinación era mantener distancias de seguridad entre los vehículos y mejorar la fluidez del tráfico. El proyecto se desarrolló entre mayo de 2012 y mayo de 2014.

Los miembros del equipo comenzaron realizando un repaso exhaustivo de la documentación técnica referente a la coordinación de trayectorias de vehículos. Seguidamente, los investigadores escogieron la solución en la que los vehículos autónomos se coordinan desde un agente central. De este modo, desarrollaron el software de coordinación del agente central y dos módulos de software para interactuar con el software de control de cada vehículo. Uno de los módulos recopilaba información de la base de datos del vehículo y la retransmitía al agente central, mientras que el otro recibía las trayectorias procesadas desde el agente central y anulaba las acciones normales del controlador del vehículo.

Con la información obtenida de todos los vehículos autónomos de una determinada zona, DBCAR desarrollaba trayectorias de cooperación para cada vehículo que se enviaban a todos los vehículos. En un primer momento, se realizaron pruebas de cooperación entre dos vehículos; posteriormente, se adaptaron para admitir cualquier número de vehículos.

La investigación concluyó que no resulta viable estudiar todas las combinaciones posibles y que, en lugar de ello, se deberían emplear métodos alternativos para conseguir resultados óptimos. Las pruebas revelaron que el método de optimización por enjambres de partículas es aplicable y que se puede ampliar de una forma relativamente sencilla para controlar varios vehículos.

El proyecto DBCAR elaboró métodos para controlar de forma simultánea grupos de vehículos en intersecciones y otro tipo de obstáculos, aumentando así la seguridad al preservarse una distancia de separación mínima. El resultado global del estudio se tradujo en métodos para ahorrar combustible y reducir el tiempo de desplazamiento.

Información relacionada

Palabras clave

Vehículos autónomos, control de software, automóviles cognitivos, investigación en automóviles, coordinación de trayectorias.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba