Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Unión a baja temperatura de materiales diferentes

La unión con adhesivos permite ampliar el rango de materiales diferentes empleados en la industria del automóvil, pero el curado a alta temperatura que esto requiere plantea ciertas dificultades. Surge ahora una nueva tecnología de unión que es compatible con el curado a baja temperatura y, por tanto, propiciará un cambio muy notable.
Unión a baja temperatura de materiales diferentes
La unión adhesiva es una alternativa atractiva a la soldadura que ofrece a los fabricantes de automóviles la posibilidad de seleccionar entre una amplia gama de materiales ligeros para su unión. Sin embargo, los métodos actuales requieren un curado intensivo en energía, a temperaturas muy elevadas, que puede ser perjudicial para los componentes hechos de materiales diferentes.

El proyecto POWDERBOND (Developing powder coatings for contact curing of structural adhesives for vehicle bonding applications) fue apoyado por la UE con el objetivo de desarrollar un nuevo sistema de recubrimiento en polvo con un catalizador integrado para curado a baja temperatura.

Las entidades asociadas desarrollaron una formulación resina-catalizador de curado por contacto a baja temperatura cuya velocidad de curado se puede controlar variando la concentración del catalizador. También seleccionaron un recubrimiento en polvo a baja temperatura e investigaron tres rutas diferentes para incorporar el catalizador.

Las pruebas realizadas mostraron que el aumento de la rugosidad superficial del recubrimiento en polvo mejoraba la resistencia de la unión, un parámetro que se investigó más a fondo en las posteriores tareas de optimización. La velocidad de curado (45 min) y la profundidad (0,5 mm) deseadas se consiguieron por fin, a una temperatura baja (70 °C).

Esta formulación para unión adhesiva a baja temperatura resuelve muchas de las limitaciones que lastran a las actuales metodologías de unión. Reduce el tiempo de procesamiento y el consumo de energía. Además, permite unir materiales disimilares, formulados específicamente tanto para el chasis como para los distintos componentes.

Esta tecnología de POWDERBOND permitirá a los fabricantes de automóviles reducir la huella de carbono de sus actividades y producir vehículos con menor consumo de combustible y menos emisiones. En conjunto, impulsará la competitividad de las pequeñas y medianas empresas de la UE en la cadena de suministro automovilística tanto actual como futura.

Información relacionada

Palabras clave

Uniones adhesivas, industria del automóvil, curado a baja temperatura, POWDERBOND, recubrimiento en polvo
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba