Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Detección de la hormona del crecimiento recombinante en la leche

Un test único desarrollado para detectar la presencia de la hormona del crecimiento sintética en leche de vaca podría ayudar a aliviar la preocupación de los consumidores europeos respecto a los producto lácteos importados y a controlar el potencial uso ilegal de la hormona de crecimiento recombinante bovina (rBST) en la Unión Europea.
Detección de la hormona del crecimiento recombinante en la leche
La hormona somatotropina bovina (BST) es empleada por algunos ganaderos para incrementar la producción de leche en las vacas. La BST es una proteína que de forma natural se produce en pequeñas cantidades en la glándula pituitaria de las vacas, mientras que la hormona disponible comercialmente se produce de forma artificial en grandes cantidades en biorreactores.

Mientras que Estados Unidos y otros países permiten a los ganaderos inyectar BST sintética a vacas lecheras, la Unión Europea no aprueba su uso. Con el fin de detectar la BST sintética en productos lácteos importados de países que permiten su administración, los investigadores del proyecto financiado por la Unión Europea UNIQUE-CHECK desarrollaron una prueba diagnóstica rápida y sencilla gracias a la participación de investigadores de la Universidad Queen’s de Belfast (Reino Unido), el Centro de Economía Rural (Bélgica), la Escuela Nacional Veterinaria, Agroalimentaria y de la Alimentación Nantes-Atlántico (Francia) y de la empresa Forsite Diagnostic LTD (Reino Unido).

Diferenciar la BST sintética de la casi idéntica BST natural en la leche es uno de los principales obstáculos en el desarrollo de estas pruebas que, por lo general, están basadas en la producción de anticuerpos. Por primera vez, los socios del proyecto UNIQUE-CHECK desarrollaron un anticuerpo que reconoce y se une de manera específica a la BST sintética y no a la hormona producida de forma natural.

Para una detección simple y rápida, los investigadores diseñaron una prueba con tira reactiva, parecida a las pruebas de embarazo realizadas en casa, que cambia de color en presencia de la proteína diana. Esta prueba está basada en una reacción química entre la proteína diana (la BST sintética) y el anticuerpo específico que se une a esta.

Con el objetivo de corroborar el resultado de la prueba con tira reactiva, los socios del proyecto UNIQUE-CHECK también desarrollaron un método químico más sofisticado para discriminar de manera precisa la rBST sintética de la BST a partir de una serie de medidas en función de su carga química y su masa obtenidas por espectrometría de masas.

El tratamiento de vacas lecheras con BST sintética es un tema muy controvertido, debido principalmente a los riesgos para la salud animal asociados con esta práctica y a las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria de los productos lácteos destinados al consumo humano. La prueba desarrollada por el proyecto UNIQUE-CHECK mejorará la confianza del consumidor en la seguridad alimentaria de Europa, ya que gracias a ella se podrá determinar si la leche que se consume en la Unión Europea contiene o no esta hormona, hecho que hasta el momento no era posible.

Información relacionada

Palabras clave

Hormona del crecimiento, leche, somatotropina bovina, vacas lecheras, seguridad alimentaria
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba