Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El transporte de carbono orgánico en el Ártico

Se espera que el cambio climático favorezca el transporte de carbono orgánico (OC) desde sus reservorios en el suelo hasta el Océano Ártico, afectando por tanto a la geoquímica marina en latitudes altas. Los socios de un proyecto financiado por la Unión Europea estudiaron la cantidad de OC transportado y la respuesta del clima frente a este fenómeno.
El transporte de carbono orgánico en el Ártico
El suelo congelado del Ártico, permafrost, almacena una gran cantidad de carbono de forma permanente. Su potencial liberación a la atmósfera debido a la descongelación del permafrost podría suponer un grave riesgo para el clima futuro. Estudios recientes señalan que, tras la fusión de este suelo previamente congelado, una fracción considerable del carbono orgánico presente en el permafrost será trasportada a lo largo de la Plataforma Ártica de Siberia Oriental (ESAS) debido al aumento de la escorrentía de los ríos. Sin embargo, no se sabe muy bien cuál será el destino de este material una vez que entre en el Océano Ártico.

El proyecto ARCTIC abordó el estudio de esta importante brecha en el conocimiento. Los socios del proyecto estudiaron la composición y las propiedades físicas de los sedimentos de superficie recolectados a lo largo de la ESAS. Estos también caracterizaron el carbono marino y terrestre empleando un gran número de biomarcadores moleculares.

Los biomarcadores empleados incluían lignina, fenoles, productos derivados de cutina y compuestos de alto peso molecular (n-alcanoles, ácidos n-alcanoicos y n-alquenos). Los análisis se centraron en diferencias de densidad, tamaño y fracciones de sedimentación para hacer frente al potencial sesgo debido a clasificación durante el transporte de los sedimentos a lo largo de la ESAS.

Los resultados mostraron que el OC del suelo, referido como carbono orgánico de origen terrígeno (TerrOC) puede variar significativamente a lo largo de la ESAS. En la plataforma interior, una fracción considerable del OC está asociada con restos vegetales. Sin embargo, en la plataforma externa, la mayoría del OC está unido a una matriz mineral, principalmente como sedimentos finos.

Los restos vegetales son retenidos en la plataforma interna debido a que, a pesar de presentar una densidad muy baja, su tamaño relativamente grande favorece una mayor velocidad de sedimentación. Por tanto, según los sedimentos se mueven a lo largo de la ESAS, cambia la concentración relativa de los diferentes biomarcadores terrígenos.

Posteriormente, centrándose en fracciones de un tamaño específico y una densidad concreta, los socios del proyecto ARCTIC fueron capaces de medir la degradación del TerrOC a nivel macromolecular a lo largo del transporte de sedimentos. Esto mostró que tanto la degradación como la aventación del TerrOC afecta significativamente a la composición del permafrost una vez que entra en el Océano Ártico.

El proyecto ARCTIC proporcionó datos de gran valor sobre las fuentes, el transporte y la degradación del OC procedente de la descongelación del permafrost debido al calentamiento del Ártico. Esto ayudará a la comunidad científica a comprender cómo la fusión del permafrost puede contribuir al cambio climático.

Información relacionada

Palabras clave

Carbono orgánico, Ártico, calentamiento global, cambio climático, permafrost, terrígeno
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba