Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un tratamiento novedoso con anticuerpos biespecíficos contra el cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal (CCR) es una de las principales causas de muertes por cáncer en Europa. Se ha diseñado un tratamiento con anticuerpos que utiliza una técnica de análisis novedosa derivada del paciente que se espera permita tratar de forma específica a los afectados por el CCR y acarrear menos efectos secundarios.
Un tratamiento novedoso con anticuerpos biespecíficos contra el cáncer colorrectal
La mayoría de antineoplásicos bloquean funciones esenciales y eliminan células en división, lo que suele causar efectos secundarios graves que merman la calidad de vida del paciente. El diseño actual de fármacos se centra en obtener tratamientos dirigidos menos tóxicos.

Entre ellos, los tratamientos antineoplásicos con anticuerpos se han convertido en una estrategia probada para tratar a pacientes con distintos tipos de tumores. Los anticuerpos humanos modificados para que se unan a dianas moleculares específicas presentes en la superficie de las células cancerosas no se distinguen de los anticuerpos naturales que genera el organismo para luchar contra las infecciones víricas y bacterianas. Conservan la forma de Y de los anticuerpos naturales y la región de unión al antígeno (variable) se ha diseñado para que presente afinidad hacia ciertos epítopos específicos de moléculas de la superficie de las células cancerosas.

Los científicos participantes en el proyecto financiado por la Unión Europea SUPPRESSTEM (Testing and validation of bispecific antibody combinations targeting treatment-resistant cancer stem cells using organoid-based screening tools: a new drug discovery paradigm) utilizaron esta técnica para producir anticuerpos humanos destinados a tratar el CCR.

Diseño de medicamentos

La estrategia se basó en los datos científicos que indican que la resistencia a los tratamientos actuales puede atribuirse a la presencia de una pequeña subpoblación de células madre cancerosas que sobreviven tras el tratamiento y son responsables de la permanencia del tumor y la recurrencia de la enfermedad.

Como explican los miembros del consorcio, «el carácter innovador de la estrategia de SUPPRESSTEM fue el diseño de tratamientos dirigidos a células madre cancerosas en el CCR a fin de bloquear importantes vías de crecimiento y diferenciación». Esto se logró mediante anticuerpos biespecíficos con dos sitios de unión a antígeno y, por consiguiente, la capacidad de unirse a dos antígenos diferentes o epítopos. Los anticuerpos terapéuticos creados en SUPPRESSTEM presentan una rama que se une a los EGFR y otra a los LGR5, moléculas de superficie implicadas en la ruta de señalización Wnt que, a menudo, se encuentra alterada en el CCR. El EGFR es una de las señales de supervivencia más conocidas del cáncer, mientras que el LGR5 está presente en las células madre intestinales y de varios tipos de cáncer. Por lo tanto, la unión a estos receptores y el bloqueo de las señales oncogénicas y proliferativas deberían ayudar a eliminar las células madre de CCR y producir un efecto antitumoral.

Análisis de medicamentos en organoides

La elevada tasa de fracasos en el campo de la investigación farmacológica contra el cáncer se debe a que los modelos de cáncer utilizados para el análisis de medicamentos son poco eficaces y a la incapacidad de seleccionar a los pacientes adecuados para un determinado tratamiento.

«Se analizó el medicamento en una gran cantidad de material de pacientes y su eficacia se asoció a un perfil genético concreto», afirma el coordinador del proyecto, el Dr. Mark Throsby. El equipo del proyecto, junto con hospitales europeos de renombre, creó un ensayo en organoides derivados de pacientes.

En la actualidad se considera uno de los modelos más eficaces para la investigación de enfermedades humanas.

«Los organoides son útiles tanto para la fase preclínica del diseño de medicamentos personalizados como para la clínica», declara el Dr. Hans Clevers del Instituto Hubrecht, inventor de la técnica con organoides. Se están realizando ensayos clínicos con esta técnica para determinar el resultado del tratamiento e identificar a nuevos grupos de pacientes que puedan beneficiarse de ella.

El siguiente objetivo de SUPPRESSTEM es comercializar el ensayo con organoides derivados de pacientes e integrarlo en la investigación clínica habitual. Respecto a los anticuerpos biespecíficos, es necesario continuar la investigación clínica a fin de determinar su capacidad antitumoral en el CCR.

Palabras clave

Cáncer colorrectal, tratamiento con anticuerpos, SUPPRESSTEM, EGFR, células madre cancerosas, LGR5, organoide
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba