Skip to main content

Extended shelf-life biopolymers for sustainable and multifunctional food packaging solutions

Article Category

Article available in the folowing languages:

Envasado de alimentos sostenible y polivalente para reforzar la seguridad alimentaria

Una iniciativa apoyada por la Unión Europea ayudó a crear técnicas de envasado sostenibles con mejores propiedades de barrera y elementos sensores integrados para mejorar la seguridad alimentaria.

Tecnologías industriales
Salud

El objetivo del proyecto NANOBARRIER (Extended shelf-life biopolymers for sustainable and multifunctional food packaging solutions), financiado con fondos europeos, era desarrollar una nueva plataforma nanotecnológica. Los socios del proyecto desarrollaron una plataforma basada en polímeros híbridos inorgánicos y orgánicos, celulosa microfibrilada, indicadores de tiempo y temperatura, nanocápsulas con permeabilidad controlada y tecnología de aditivos. Estos elementos se combinan con tecnologías de procesamiento que hacen un uso eficiente de los recursos para fabricar envases hechos de biopolímeros que prolonguen la vida útil de los alimentos. El equipo de NANOBARRIER diseñó sensores que detectan oxígeno, rupturas mecánicas, cambios de temperatura y pH. Desarrollaron sensores y promotores con propiedades de barrera para envases inteligentes y aumentaron la escala de su producción. Los promotores con propiedades de barrera reducen considerablemente la permeabilidad de los envases de alimentos, como cartón, frascos, botellas y bandejas, en lo que refiere a la humedad y el oxígeno atmosférico. Los sensores pueden especificar el deterioro del alimento envasado que resulta del daño al envase o de condiciones de almacenamiento inadecuadas. Son nanopartículas o nanocápsulas impresas o inscritas en los envases o en etiquetas sensibles a la temperatura. Estos sensores también reaccionan ante cambios de pH y humedad en el interior del envase producidos por el deterioro de los alimentos o ante los cambios de temperatura que ocurren cuando el almacenamiento es inadecuado. Los científicos desarrollaron muchos demostradores, y relacionaron estrechamente este desarrollo a la metodología del ecodiseño y la evaluación de la sostenibilidad para garantizar que las soluciones sean compatibles con toda la cadena de valor del envase. Los demostradores se realizaron en equipos de procesamiento con uso eficiente de recursos para asegurarse de obtener soluciones viables para el envasado de alimentos. Un análisis del ciclo de vida demostró que los bioplásticos permiten ahorrar hasta un 40 % de dióxido de carbono (CO2) en comparación con los plásticos convencionales, dependiendo del producto y la aplicación. Se evaluaron las propiedades ambientales y la seguridad de los materiales utilizados en los demostradores. Las pruebas indicaron que todos los materiales presentan baja toxicidad en los cultivos celulares. NANOBARRIER proporcionó un sistema de envasado con propiedades de barrera sostenible para alimentos de gran importancia económica. De este modo, fortalecerá la posición de la UE en el mercado mundial dedicado a unos productos muy sensibles al tipo de envasado. Los productores de materias primas y convertidores de plásticos se verán especialmente beneficiados por esta nueva opción de envasado.

Palabras clave

Envasado de alimentos, seguridad alimentaria, NanoBarrier, biopolímeros

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación