Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

NARNIA — Resultado resumido

Project ID: 265010
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Chipre

La arqueología potencia su faceta más tecnológica

Una colaboración entre representantes del sector privado y la esfera académica se centró en formar a investigadores jóvenes con el fin de integrar los métodos tradicionalmente empleados en la arqueología y diversas técnicas científicas modernas.
La arqueología potencia su faceta más tecnológica
La creación del proyecto NARNIA (New archaeological research network for integrating approaches to ancient material studies), financiado por la Unión Europea, responde a la necesidad de contar con investigadores que dispongan de una formación interdisciplinar. La labor se sustentaba en la premisa de que los estudios que abordan cuestiones arqueológicas de manera minuciosa pueden mejorarse si se combinan los métodos usuales con procedimientos analíticos. El proyecto dedicó una especial atención al trabajo con diferentes elementos antiguos como cerámicas, vidrios, el cobre y sus aleaciones, la arquitectura y la decoración de edificios.

El objetivo primordial consistía en preparar a una nueva generación de académicos con capacidad para entender proyectos de índole interdisciplinar, incluyendo los relacionados con las ciencias naturales y digitales. La correlación entre el trabajo de campo y en laboratorio ostenta una importancia capital en lo referente a la capacidad de estos investigadores para combinar distintas técnicas con el propósito de obtener un mayor conocimiento sobre diversos aspectos arqueológicos relativos a la zona oriental del Mediterráneo, una región de gran importancia histórica, cultural y geopolítica.

Esta plataforma de investigación estaba compuesta por nueve socios —seis instituciones académicas, un centro de investigación y dos empresas del ámbito privado—. Entre los socios se incluían arqueólogos, conservadores, físicos, químicos, ingenieros y analistas informáticos. Todos ellos pusieron su experiencia en formación e investigación a disposición de la iniciativa, en la que también tuvieron cabida la investigación doctoral y diferentes cursos de formación. Al auspicio del proyecto, veinte investigadores desarrollaron distintas competencias de laboratorio necesarias para el estudio de materiales antiguos.

Asimismo, la formación práctica —en laboratorio— y teórica contribuyó a la elaboración de un código de buenas prácticas destinado a favorecer futuras investigaciones y colaboraciones en materia de educación. Los cursos suscitaron el interés de la comunidad investigadora en general, por lo que también asistieron a los mismos investigadores jóvenes y experimentados ajenos a la red del proyecto.

El hecho de integrar diferentes áreas derivó en la creación de sinergias relevantes. Los resultados de la iniciativa se han divulgado a través de conferencias y en revistas arbitradas, a lo que se suma un manual disponible en la página web del proyecto que, por sí mismo, puede suponer un recurso útil para los profesionales que no pertenecen a la red.

Información relacionada

Palabras clave

Arqueología, investigación arqueológica, estudios de materiales, colaboración en materia de educación
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba