Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Mejor vigilancia de los gases de efecto invernadero distintos del CO2

Más de doscientos funcionarios y científicos procedentes de catorce países de la Unión Europea se reunieron para crear una red única en materia de investigación climática. La iniciativa se centró en los gases de efecto invernadero distintos del dióxido de carbono (CO2), concretamente metano, óxido nitroso, dihidrógeno, así como halocarburos y hexafloruro de azufre.
Mejor vigilancia de los gases de efecto invernadero distintos del CO2
El proyecto INGOS (Integrated non-CO2 greenhouse gas observing system) apoyó la integración y el acceso a las infraestructuras de investigación nacionales actuales con el objetivo de mejorar y ampliar la capacidad de Europea para vigilar los gases de efecto invernadero distintos del CO2.

Por primera vez, un proyecto ha incluido todos los aspectos relevantes necesarios para investigar el cambio climático, entre ellos la armonización y un control de calidad intensivo de los datos actuales e históricos.

El equipo investigador también llevó a cabo una vigilancia a largo plazo de las especies de gases relevantes a nivel europeo y comparó las técnicas de medición modernas.Se desarrollaron nuevos métodos, normas, directrices de mejores prácticas y técnicas de modelado, los cuales se combinaron con conjuntos de sensores a distancia y datos de mediciones.

Además, el equipo investigador estudió los presupuestos para gases de efecto invernadero distintos del CO2 mediante la utilización de técnicas de flujo-gradiente y covarianza de turbulencias, así como fuentes cuantificadas que emplean isótopos. La combinación de diversos campos científicos en un solo proyecto de infraestructuras permitió a los científicos desarrollar una visión de conjunto de las emisiones de gases distintos del CO2 en toda Europa.

Esta iniciativa tuvo un impacto significativo gracias a su carácter internacional e interdisciplinario, lo que posibilitó que el equipo investigador trabajara fuera de sus disciplinas investigadoras habituales. El proyecto INGOS también ayudó a los legisladores a adoptar decisiones bien fundamentadas en materia de cambio climático y protocolos internacionales sobre reducción de emisiones para los gases de efecto invernadero distintos del CO2 y las estrategias de investigación, así como a dar respuesta a los desafíos políticos, sociales y económicos del futuro y a desarrollar conocimiento científico.

Los socios del proyecto redactaron y revisaron informes internacionales y trabajaron con los legisladores a nivel de gobiernos locales, nacionales e internacionales, asesorándoles en materia de estrategias de mitigación para las emisiones de gases de efecto invernadero y protegiendo la capa de ozono.

En última instancia, el proyecto INGOS jugó un papel crucial en la integración de diversas plataformas de observación y en el desarrollo de mediciones realizadas en tierra que complementan a los datos obtenidos por satélite. Los resultados mejorarán significativamente las mediciones de gases atmosféricos de efecto invernadero que proporcionan los sensores a distancia.

Información relacionada

Palabras clave

Gases de efecto invernadero, INGOS, infraestructura, cambio climático, emisiones
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba