Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Conservante de vinos a presión

Un equipo de la Unión Europea avanzó en un proyecto inicial sobre tratamientos del vino con presión alternativos al uso de sulfitos. Los resultados demostraron la eficacia de la pasteurización y disminución del oxígeno disuelto, obteniéndose una buena conservación sin afectar el color, sabor o aroma.
Conservante de vinos a presión
Los óxidos de azufre (SO2 y SO3), conocidos como sulfitos, son conservantes muy utilizados en la vinicultura. A pesar de que para cerca de un 99 % de las personas los sulfitos son inocuos, en algunos casos pueden producir respuestas alérgicas en asmáticos y otras personas sensibles.

El proyecto financiado por la Unión Europea PRESERVEWINE-DEMO (Demonstration of a non-thermal process to replace use of sulphites and other chemical preservatives in European wines to meet new European directive) desarrolló una alternativa al uso del sulfito en el vino. Este proyecto es la continuación de un proyecto inicial de la Unión Europea, PRESERVEWINE. El objetivo del nuevo proyecto fue la comercialización de las novedades del proyecto anterior.

Con el sistema prototipo fue posible disminuir la dependencia de los conservantes químicos con la aplicación y liberación rápida de presiones de hasta 500 bar. El proceso incluye el tratamiento del líquido y el gas en los conductos del sistema. El método, denominado tecnología de cambios de presión, fue diseñado y validado a 120 litros por hora.

Otros componentes especiales incluyen un dispositivo de mezcla estática, la retención en un reactor de flujo y liberación rápida en una válvula especial. Los científicos estudiaron los efectos de las variables como el tipo de gas, el coeficiente de gas y líquido, el sistema de despresurización y el tiempo de retención.

Se demostró que la presurización destruye a los organismos de descomposición. El proceso también disminuyó significativamente la concentración de oxígeno disuelto en el vino, protegiendo al vino de la oxidación inmediatamente después del tratamiento y durante el almacenamiento en barriles y botellas. A diferencia de las alternativas de pasteurización con calor, el método del proyecto no alteró el color, sabor o aroma del vino.

Para responder a los criterios de calificación de la Directiva de Equipos a Presión de la Unión Europea, el sistema debe ser simple y fácil de limpiar, lo cual aún no ha sido resuelto en PRESERVEWINE-DEMO.

El equipo de trabajo diseñó una unidad de escala industrial que pueda construirse utilizando un proceso de fabricación para evitar incurrir en altos costes. Los científicos se propusieron continuar con la demostración de la unidad una vez concluido el proyecto y así confirmar su viabilidad.

La difusión de los resultados se realizó mediante artículos y comunicados de prensa y con presentaciones en conferencias y en la industria. El personal del proyecto identificó importantes oportunidades de mercado y un gran número de posibles clientes. Para su aceptación y validación por parte de las autoridades de la vinicultura de Europa, el equipo de trabajo debe informar a los operadores y otras partes interesadas.

El trabajo de PRESERVEWINE-DEMO’s supondrá una reducción del uso de conservante sulfito en el vino. El producto será más seguro para las personas con tendencia a reacciones alérgicas.

Información relacionada

Palabras clave

Vino, conservantes, sulfitos, oxígeno disuelto, PRESERVEWINE-DEMO, procesos no térmicos
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba