Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

BEWATER — Resultado resumido

Project ID: 612385
Financiado con arreglo a: FP7-SIS
País: España
Dominio: Medio ambiente

Incluir a los grupos de interesados en los planes de adaptación de cuencas

En respuesta a los desafíos relacionados con el agua provocados por el cambio climático que afectan al Mediterráneo, el proyecto financiado con fondos europeos BEWATER confeccionó planes de gestión hídrica sostenible acortando las distancias entre el ámbito científico y la sociedad.
Incluir a los grupos de interesados en los planes de adaptación de cuencas
La región del Mediterráneo se enfrenta a una escasez de agua cada vez mayor, e incluso a sequías, causadas por cambios en el uso del suelo, demográficos y climáticos. Para evitar que la región padezca las correspondientes pérdidas socioeconómicas y repercusiones ambientales, resulta imperativo disponer de métodos de gestión hídrica sostenible.

El proyecto recientemente finalizado BEWATER, financiado por la Unión Europea, determinó que, para que las medidas de adaptación resulten fructíferas, es necesario acometer esfuerzos que vayan más allá de incrementar el grado de concienciación pública. De esta forma, BEWATER desarrolló planes que incluyen la responsabilidad colectiva y una participación activa por parte de la comunidad. Esto supuso que el foco de atención se alejara de las soluciones tecnológicas para situarse en otras sustentadas en los grupos de interesados, la experiencia y el conocimiento a escala local.

Adaptación mediante procesos ascendentes

Los investigadores de BEWATER trabajaron con los grupos de interesados que colaboraron con el proyecto a fin de elaborar planes de adaptación de cuencas fluviales (RBAP) para los cuatro emplazamientos seleccionados como estudios de caso: el río Tordera (España), el río Pedieos (Chipre), el río Rmel (Túnez) y el río Vipava (Eslovenia). El equipo identificó y formuló un total de ciento dos alternativas para la gestión hídrica. Tal y como recalca la coordinadora del proyecto, Anabel Sánchez: «Los grupos de interesados identificaron desafíos comunes relacionados con la cantidad de agua y su calidad. Sin embargo, al encontrarse inmersos en distintos contextos ambientales, socioeconómicos y políticos, las soluciones difieren. En las cuencas del Pedieos y el Vipava había mayor predilección por las campañas de concienciación y un mayor nivel de conocimiento hidrológico. En la cuenca del Tordera preferían las opciones ecológicas basadas en el ecosistema y prevenir la sobreexplotación de los recursos hídricos. En lo que respecta a la cuenca del Rmel, los esfuerzos se centraron en mejorar las infraestructuras y en desarrollar nuevas tecnologías o actividades que generaran ingresos».

De cara a propiciar la implicación de los participantes, BEWATER adoptó el método de integración de grupos de interesados en la investigación («Stakeholder Integrated Research», STIR), modificado específicamente para abordar la adaptación al cambio climático. Basándose en la STIR, se identificó a los grupos de interesados de cada una de estas cuencas fluviales usando un método de criterios, cuotas y entidades que garantizaba un grado de diversidad suficiente en lo que respecta a ámbitos de especialización —agricultura, infraestructuras, agua, medio ambiente, energía, gestión forestal—, tipos de organización y afiliación —comercio y economía, gobierno y autoridades públicas, sociedad civil, profesionales— y género.

El proceso participativo incluía actividades tales como el mapeo cognitivo difuso para elaborar modelos de referencia que reflejan la dinámica de las cuencas y análisis de múltiples criterios para establecer prioridades entre las diferentes propuestas y opciones de implantación. También se emplearon herramientas de modelización participativas y análisis multicriterio para evaluar el impacto de las opciones y de las preferencias de los grupos de interesados. «Estas metodologías resultan sencillas de aplicar para los grupos de interesados, que se mostraron activos y realizaron una gran cantidad de trabajos de carácter práctico, con lo que se evitó la comunicación científica unidireccional», afirma Sánchez.

Garantizar la sostenibilidad

Con el fin de garantizar la adquisición y la transferencia de conocimientos, BEWATER propició la celebración de encuentros y eventos transnacionales con regularidad. Los socios y los grupos de interesados de cada una de las cuencas compartieron lecciones aprendidas, conocimientos sobre administración de los recursos hídricos y sobre cuestiones en materia de gestión, así como los desafíos y el éxito de las tareas de implantación del proyecto en términos generales. Asimismo, el equipo elaboró un manual disponible de manera gratuita que ofrece directrices que describen consideraciones y pasos a seguir a la hora de diseñar planes de adaptación de cuencas fluviales mediante procesos científicos participativos.

En lo referente a la sostenibilidad de los planes de adaptación auspiciados por BEWATER, Sánchez recalca que: «Era importante conseguir que el proyecto adquiriera relevancia para la articulación de políticas locales y para afianzar los planes de adaptación mediante procesos políticos en desarrollo, promoviendo la apropiación y el liderazgo entre las autoridades responsables de la implantación». El equipo ya ha participado como colaborador en la evaluación de la Estrategia de adaptación al cambio climático de la UE y ha aportado contenidos a la plataforma CLIMATE-ADAPT.

La implicación de una gran variedad de grupos de interesados pertenecientes a organismos gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y a diferentes sectores —agua, agricultura, silvicultura, medio ambiente, planificación urbana y educación entre otros— propició la creación de un amplio conjunto de opciones de adaptación, algunas de las cuales ya se encuentran en fase de planificación o implantación. Mirando más allá, Sánchez sugiere que «los resultados y las directrices derivadas del método participativo de BEWATER podrían ser de utilidad para el desarrollo de políticas ambientales de mayor alcance, centradas en ámbitos como la gestión de recursos, que se benefician de la contribución de la ciudadanía en los procesos de toma de decisiones, lo que en última instancia generaría una mayor resiliencia en los diversos territorios».

Palabras clave

BEWATER, planes de adaptación, participación de la comunidad, participación de los grupos de interesados, cambio climático, cuencas fluviales, gestión hídrica, toma de decisiones participativa
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba